Los perros de apoyo/ IAP (Intervenciones asistidas por perros)

Hoy hemos hecho una entrevista a Lianne, terapeuta con título propio de intervenciones asistidas con perros. Lianne tiene un labrador cachorro con el nombre de Nala al que está formando como perro de apoyo para poder ayudar a personas con daño cerebral, discapacidad intelectual, personas mayores, o alumnos con necesidades de refuerzo.

Nala es una perrita muy sociable, cariñosa y le encantan otros perros de cualquier tamaño. Los perros siempre han formado parte de su familia por eso ha conducido su vida a trabajar con ellos. Seguir leyendo

PURINA y los perros del CTAC dan la bienvenida a los niños del colegio Lleó XIII de Barcelona

PURINA, en colaboración con el Centro de Terapias Asistidas con Canes (CTAC), ha organizado esta mañana un original primer día de clase en el colegio LLeó XIII de Barcelona: un grupo de perros de educación asistida del CTAC han recibido a los más pequeños en la puerta del centro para darles la bienvenida. El objetivo de esta acción ha sido ayudar a los niños a sobrellevar mejor la vuelta al colegio tras las vacaciones de verano y presentar el programa “Aprender Juntos Es Mejor”, una iniciativa que llevará perros de educación asistida a colegios de la Comunidad de Madrid y la provincia de Barcelona para mostrar los beneficios de las mascotas en la educación de los niños.

El programa es una iniciativa de PURINA y estará dirigido por el CTAC, que con la ayuda de perros preparados desarrollará jornadas de educación asistida con estudiantes de primaria y profesores durante los cursos escolares 2015-2018. “Aprender Juntos es Mejor” comenzará el próximo mes de octubre y prevé llegar a 5.000 niños en los próximos años. Seguir leyendo

La curiosa historia de los perros en Grecia

Aunque no es lo habitual en nuestro blog, hoy quiero escribir este post en primera persona del singular y contar una experiencia que he vivido hace unos días de la forma más personal posible.

Este verano por fin he podido realizar uno de los viajes de mis sueños a un país tan increíble como es Grecia. Una de las muchas cosas que me sorprendió de Grecia, dejando a un lado su arquitectura, sus calles, su comida, sus playas y su gente, es el número de perros que viven en la calle. En España, pese a tener una de las mayores tasas de abandono de Europa, no estamos acostumbrados a ver perros vagabundear (al menos en las grandes ciudades) y dependiendo de la zona donde vivas lo verás más o menos o estarás más o menos acostumbrado a verlo a diario. Pero es una realidad que los perros que viven en la calle en nuestro país llevan el miedo y la incertidumbre en su cara. “¿Viviré hasta mañana?”, parecen siempre decir sus ojos cuando se cruzan con los tuyos durante segundos en la carretera que ha cruzado apresurado. Y, si te ha pasado esto y eres tan amante de los animales como lo soy yo, querrás poner siempre a ese perro en un lugar seguro sin ni siquiera pensar en lo que te pueda ocurrir a ti (o al menos deberías hacer una llamada a la protectora más cercana para que acudan a buscarlo).

Pero en los ojos de los perros que me crucé en las calles de Atenas no vi miedo, ni vi angustia, ni siquiera hambre o sed. A esos perros, curiosamente todos de tamaño grande y con aspecto de ser perros viejos, no parecía importarles estar en la calle ni afectarles lo que ocurría a su alrededor. Seguir leyendo