Cámaras de vigilancia para perros

Seguro que alguna vez te has preguntado, ¿qué hará mi perro cuando no estoy en casa? O… ¿Cómo han terminado mis zapatillas tan bien rediseñadas a mordiscos? ¡Por fin lo puedes saber! Hoy en día existen varios tipos de cámaras de vigilancia para perros vía Wi-Fi con las que puedes saber en cada momento y desde cualquier lugar cómo está y qué está haciendo el pequeño de la casa.

Por desgracia no podemos estar todas las horas del día con nuestros perros, y nos da mucha pena tener que dejarles solos aunque sean unas pocas horas. Siempre pueden quedarse con uno de nuestro Cuidadores de Gudog para que disfruten de ese tiempo en compañía. Pero si lo que quieres es dejarlo solo en casa a sus anchas, porque tengas que salir poco tiempo, te explicamos qué cámaras de vigilancia para perros existen y las funciones que tienen. Porque, ¿realmente sabemos qué hacen los perros después de cerrar la puerta? No sabemos si se quedan pegados a ella esperándonos, o prefieren acomodarse en el sofá con su juguete favorito a disfrutar de ese ratito a solas como reyes de la casa. Tampoco sabemos si es verdad que, como dicen los vecinos, no deja de ladrar hasta que vuelves, o que no le gusta nada quedarse solo y no deja de llorar y rasgar la puerta. Pues bien, con una cámara de vigilancia vas a poder saber todo eso ¡y mucho más!

 

Razones por las que tener un cámara de vigilancia para tu perro

Existen dos tipos de cámaras de vigilancia para perros que puedes encontrar tanto en tiendas de mascotas como en prácticamente cualquier tienda que venda electrónica de este tipo. Podemos elegir entre las cámaras de vigilancia convencionales, que encontrarás en tiendas físicas o tiendas online como pueden ser Amazon, o las cámaras de vigilancia especiales para mascotas, destinadas a perros y gatos, que además de incorporar todas las funciones de las cámaras de vigilancia convencionales, traen algunas funciones más que te permiten entretener e interactuar con tu perro cuando ya se haya cansado de sus juguetes.

Son muchos los beneficios de instalar una cámara para ver a tu perro. El más humano es la sensación de cercanía que te da poder verle cuando quieras. Basta con coger tu móvil, entrar en la aplicación que incluye la cámara y ahí lo verás. ¡Déjate sorprender por lo que hace tu perro cuando nadie le ve! (O eso piensa él). Aunque las cámaras son de vigilancia no sólo sirven para ver, sino que también puedes escuchar y hablar a través de ella. Esta función la encontraras en ambos modelos de cámara, las convencionales y las especiales para mascotas, y es perfecta para todos los perros, ya que en cualquier momento podremos llamarles diciendo su nombre o esa palabra que siempre hace que empiece a mover su rabo. Pero sobre todo es perfecta para los perritos que no soportan quedarse solos, se estresan o tienen ansiedad por separación. En estos casos poder ver cómo se comportan: si ladran, aúllan, muerden objetos y muebles, lloran o hacen sus cosas sin control. Y así ayudará a tratarles y hacerles mejorar. Por medio de la cámara podrás ver en qué momento empieza a mostrar síntomas de ansiedad y su comportamiento a lo largo de las horas en las que está solo, lo que será importante para definir el tratamiento a seguir.

Otra gran función que traen casi todas las cámaras es la posibilidad de enviar avisos a tu móvil en caso de que detecte un alto volumen de sonido o movimiento, sin tener abierta la aplicación. La opción de detectar movimiento evidentemente no nos servirá de mucho ya que sabemos lo que les encanta probar diferentes “camas” por toda la casa cuando no estamos. En cambio, los avisos de sonido son muy útiles tanto para perros que suelen ser silenciosos, como para aquellos que utilizan mucho su ladrido para comunicarse. En ambos casos esta opción te da la oportunidad de saber cuando hay más ruido del habitual y por qué. Las personas somos animales de costumbres, y solemos cambiar nuestro comportamiento cuando algo nos altera. Pues igual pasa con nuestros perros, y para eso las cámaras incorporan sensores de sonido que podremos regular conociendo a nuestro perro, de forma que sólo nos enviará avisos cuando el volumen sea mayor de lo habitual.

camara_monataje

A no ser que tu perro sea un alfombra y le encante estar tumbado el tiempo que estás fuera, por lo general se irá moviendo por toda la casa, investigando cada rincón. Para ésto la mayoría de cámaras convencionales las puedes mover casi 360º en horizontal y vertical. Basta con deslizar el dedo por la pantalla del móvil las veces que haga falta hasta encontrar su escondite. Esta función no la vas a encontrar en los modelos de cámaras especiales para perros.

Como última función de las mayoría de cámaras convencionales y algunos modelos especiales para perros está la opción de visión nocturna, con la que podrás dejar las luces apagadas, siempre que a tu perro no le altere, y salir por la noche sin renunciar a ver cómo duerme cuidando la casa.

Si estás pensando en comprar una cámara de vigilancia convencional, la mayor diferencia en cuanto al precio es la calidad de imagen y sonido. Es preferible invertir algo más y poder ver las aventuras de tu perro en alta definición. Por lo demás todos los modelos son prácticamente iguales. En Gudog hemos probado la cámara GHB IP, que es un modelo de cámara de vigilancia convencional de gama media-alta que tiene todas las funciones antes mencionadas y es perfecta para tu perro:

  • Calidad de vídeo en alta definición
  • Audio bidireccional
  • Movimiento de cámara
  • Grabación de vídeo
  • Captura de imágenes
  • Notificaciones y alarma
  • Visión nocturna

 

¿Qué puedo hacer con una cámara de vigilancia especial para perros?

Puedes encontrar principalmente tres modelos de cámaras para perros: Petcube Bites, Furbo Dog y Pawbo. La gran diferencia con las cámaras convencionales es que puedes interactuar jugando con tu perro más allá de sólo hablarle. Puedes jugar con él con un laser de baja potencia que incluyen los modelos Petcube Bites y Pawbo, moviendo el punto por toda la habitación, lo que le hará desperazarse de vez en cuando y echar unas carreras. Esta opción está pensada más para gatos que para perros. Aunque lo que más le va a gustar de su nueva cámara es el dispensador de chuches, con el que podrás soltar o lanzar premios desde el móvil, permitiendo grabar  momentos divertidísimos. Tanto el láser como el dispensador de chuches pueden ser estímulos positivos o negativos para él, dependiendo de su personalidad, por lo que recomendamos usarlos sólo cuando sepamos que le va a hacer más llevadero y tranquilo su rato a solas.

 

 

En cuanto a precio, las cámaras especiales para perros son un poco más caras que las convenciones, entre 170€ y 250€,  y hay menor variedad. Todo depende de lo que esté buscando, ya que si quieres sentirte más cerca de tu perro y poder mimarle dándole premios y viendo como disfruta con ellos, sin duda la mejor opción es cualquiera de los tres modelos de cámaras para perros anteriormente mencionados. Mientras que si solo buscas poder ver, escuchar y hablar a tu perro los ratos que se queda solo, tienes muchos modelos de cámaras convencionales que van desde 20€ hasta 100€ – 120€ dependiendo de la calidad de imagen.

A pesar de que queramos estar siempre con nuestros queridos perros, no podemos por nuestras propias obligaciones, por lo que instalar un cámara y poder estar más cerca de ellos en todo momento nos harán más llevaderos esos ratos sabiendo que están bien, y como siempre esperando ansiosos volver a vernos.

 

Escribir un comentario.