Bienvenido, cachorro.

Si estás planeando introducir un cachorro en tu hogar, hay varias cosas que necesitas pensar con antelación. Aquí tienes algunas ideas y consejos para el cuidado de cachorros.

Antes de la llegada:

¿Tendré tiempo para él?

En vacaciones, es probable que disponer de tanto tiempo libre nos confunda y sintamos la irrefrenable necesidad de compartir nuestro tiempo con un perro. Piensa si en el día a día de tu vida real podrías tener tiempo para cuidar de un perro: paseos, juegos, alimentación, etc.

¿Tendré paciencia?

Seamos sinceros: todos los que hemos tenido un cachorro a nuestro cargo, hemos perdido la paciencia en algún momento. Los cachorros mordisquean cosas, hacen sus necesidades donde les apetece, se despiertan de madrugada y muchas cosas más para las que tendremos que estar preparados.

¿Tengo espacio para un miembro más de la familia?

Como dice el dicho: donde comen dos, comen tres. Pero dependiendo del tipo de perro que quieras tener, necesitarás más o menos espacio. Al menos un rincón de la casa donde el perro pueda tener su cama, platos de comida y agua y algunos juguetes con espacio para jugar.

¿Dónde puedo adoptar un perro?

En Gudog hemos creado Adopta, una plataforma de perros en busca de un hogar. Si no encuentras ninguno cercano a tu casa, seguro que en tu ciudad hay decenas de protectoras con un montón de perros esperando ser adoptados.

Las ventajas de adoptar un perro adulto

La mayoría de personas acuden a las protectoras en busca de un cachorro al que adoptar. Pero, ¿qué hay de esos perros adultos que también quieren encontrar una familia? Adoptar un perro adulto tiene más ventajas de las que creemos:

  1. Llevan más tiempo esperando un hogar, con lo que agradecerán mucho más haber sido adoptados. Son conscientes de su situación, al contrario que muchos cachorros que no conocen otra forma de vida que estar encerrado en una jaula.
  2. No tienes que pasar por el “traumático” proceso de educación de un cachorro. La mayoría de perros adultos ya saben hacer sus necesidades fuera de casa, y muchos de ellos han tenido la suerte de haber sido educados y socializados por los voluntarios de las protectoras.

¿Qué pasa si quiero un perro de raza?

Te sorprenderías de la cantidad de perros de raza que hay ahora mismo en las perreras y protectoras: bulldogs, dálmatas, crestados chinos, pomeranians, etc. Solo tienes que echar un vistazo en Adopta para darte cuenta de ello. Visita varias protectoras en busca de la raza que quieres, seguro que tarde o temprano lo encuentras, o por el camino te enamoras de cualquier otro mestizo. Y si no lo encuentras, ¡compra solo a criadores responsables! Huye de los criaderos multiraza y tiendas de animales ya que lo más seguro es que termines comprando un cachorro enfermo.

La educación en casa

Si finalmente has decidido adoptar un cachorro, recuerda que las primeras dieciséis semanas de vida son vitales para su correcta educación. Es importante que el cachorro no sea separado de su madre y hermanos antes de las ocho semanas de vida, y que las siguientes ocho semanas te encargues de exponerle, con precaución, a todo tipo de superficies, ruidos, personas y lugares. ¡Así conseguiremos que nuestro perro no tenga miedo a nada ni a nadie!

¿Y después?

Una vez terminado su periodo de impronta, puedes comenzar a enseñar a tu perro educación básica (sentarse, tumbarse, estarse quieto, no tirar de la correa, etc.) Es muy recomendable contar con especialistas que nos ayuden en este proceso, ya que nos aseguraremos de tener un perro educado con el que podremos ir en un futuro en tren, bus, ir a restaurantes y bares con él y poder soltarle en el parque con total tranquilidad.

Crufts Dog Show

Y recuerda que siempre podrás disfrutar de unos días de vacaciones dejando a tu perro en buenas manos. ¡Busca tu cuidador de confianza en Gudog!

Escribir un comentario.