¿Qué es la Etología Canina?

etología canina

Seguro que alguna vez te has preguntado, ¿por qué se comporta así mi perro? ¿Por qué con unos perros es dominante y con otros sumiso? ¿Qué quiere decir cuando ladra? Pues bien, las respuesta a éstas y otras muchas preguntas las tiene la Etología. En concreto la Etología clínica veterinaria que ejercen los veterinarios especialistas en etología clínica. La etología es la ciencia multidisciplinar, rama de la biología conductual, que estudia el comportamiento de los animales en su entorno natural. Estudia cómo se comportan los animales y cuál es el origen de su comportamiento. Y si, como animales que somos, los humanos también somos estudiados por etólogos. Aunque la etología que realmente nos interesa en Gudog es la etología canina.

 Una ciencia necesaria

Desde hace ya tiempo la etología ha ido ganando importancia dentro de los hogares en los que parte de la familia está compuesta por perros. Y precisamente por ese motivo, el de la convivencia entre perros y humanos, la etología clínica es tan necesaria. Entre nosotros los humanos, podemos comunicarnos por medio del habla, por gestos, etc. Es relativamente sencillo porqué somos animales de la misma especie, aunque a pesar de ello no siempre conseguimos entendernos. Pero, ¿y entre humanos y perros? El sistema cognitivo, la forma de comportarnos, pensamos o sentimos es diferentes. Aunque con el paso del tiempo, al haber convivido perro y humano juntos, nos hemos ido acercando y entendiendo entre ambas especies, por lo general solemos cometer el error de pensar que nuestro perro piensa, razona y siente como lo hacemos nosotros. Y no atendemos lo que realmente nos está queriendo decir. La etología ayuda a entender a nuestros perros, a conocerlos mejor y a entender sus necesidades. Su objetivo es conseguir una convivencia ordenada y equilibrada con personas y otro perros, y que se relacione con normalidad con el entorno y los estímulos que le rodean.

etología canina

¿Cuándo debemos acudir a un profesional de la etología canina?

Se suele acudir al profesional etólogo cuando la convivencia con el perro está siendo complicada. Hay multitud de casos: ansiedad por separación, agresividad, eliminación inadecuada, miedos y fobias, hiperactividad,problemas con otros perros, cambios en el comportamiento, trastornos alimenticios, etc. Realmente la etología busca la causa del comportamiento en el origen natural del perro por medio del estudio de campo en su entorno natural. En el caso de los perros domésticos, su entorno natural en parte es la propia casa donde viven, ya que es donde pasa la mayor parte de su tiempo. De la misma forma, por lo general, se relaciona sobre todo con personas, o con algún perro más si hay más miembros de cuatro patas en la familia. Todo esto hace que los perros no se encuentren en su medio natural, pero su comportamiento no cambia, al menos en sus primeros años de vida, porque está en su ADN.

¿Es posible la convivencia equilibrada entre humanos y perros?

Por supuesto que sí. El principio de esa gran convivencia es simplemente que el humano se interese por comprender al perro. Al igual que nosotros actuamos de una forma por una razón concreta, los perros hacen lo mismo, con la diferencia de que no puede hablarnos con palabras pero sí con el lenguaje corporal. Y es aquí donde el etólogo entra en juego. Como toda ciencia, requiere de mucho estudio, dedicación y experiencia para poder solucionar situaciones que lo necesitan. Ante cualquier caso lo primero es analizar al perro, revisar su historial clínico, hablar con los propietarios y observar el comportamiento que tiene en el entorno donde se da ese comportamiento no deseado. Si el lugar es el domicilio se puede hacer uso de cámaras de vigilancia para no condicionar su comportamiento. Una vez concluida la etapa de estudio, se hará un diagnóstico detallado. A raíz del estudio del comportamiento se puede identificar éste como la consecuencia de una enfermedad o dolencia por la que esté pasando el perro. Comprender esas razones es muy importante porque significa que estamos entendiendo a nuestro perro. A partir del diagnóstico el etólogo establece las pautas que se deben seguir para trabajar la modificación de conducta.

Entre nuestros cuidadores en Gudog tenemos la suerte de contar con personas formadas en etología canina. Es el caso por ejemplo de Laura que lleva 10 años en el mundo de la etología canina y estará encantada de recibir a muchos perros de Gudog en su manada.

La etología es una ciencia muy compleja que requiere de buenos profesionales para lograr resultados. Desde Gudog recomendamos estar informados, leer publicaciones de expertos etólogos, o incluso hacer algún curso de etología canina. Porqué invirtiendo un poco de tiempo en querer comprender a tu perro conseguirás tener una buena convivencia que os aportará felicidad a ti y a él.

Escribir un comentario.