Los peligros de dejar a tu perro en el coche: el golpe de calor

Perro en coche

Probablemente todos hayamos experimentado, en un día de sol, la diferencia de temperatura que existe entre el interior y el exterior de un coche. Esto se debe a que la carrocería y cristales del automóvil  actúan como un invernadero, capturando todo el calor del sol y aumentando la temperatura en su interior hasta tal punto que, un coche parado sin ventilación puede aumentar en 20 minutos 20 grados.

Un estudio realizado por el Instituto de Protección Animal en Estados Unidos, revela que incluso las temperaturas exteriores moderadas pueden convertirse rápidamente en temperaturas mortales dentro de un coche sin ventilación. Dejar una ventana parcialmente abierta no evitará el peligro que supone para la vida de un perrete.

Cada año se repiten por todo el mundo desagradables incidentes en los que, a causa de despistes y falta de información, muchos peludos mueren asfixiados dentro de  los coches. Está en nuestra mano salvar la vida de nuestros perros.

¿Por qué muere un perro dentro de un coche?

El mecanismo para regular el calor con el que cuentan los perretes no es igual que el nuestro, ellos tienen mucha más dificultad a la hora de regular la temperatura corporal excesiva. Cuando su temperatura interna asciende por encima de los 39º progresivamente, los organos internos pueden ir sufriendo daños irreversibles hasta el punto de provocar una parada respiratoria que acaba con su vida.

 

¿Cuáles son los síntomas de un golpe de calor en un perro?

Jadeo y babeo excesivo, aumento del ritmo cardíaco, dificultad para respirar, desorientación y poca coordinación, diarrea y vómitos, pérdida de consciencia, convulsiones y paro respiratorio.

¿Qué perros son más propensos a sufrir un golpe de calor?

Aquellos que tienen el hocico chato como los Carlino, Bulldog, Bóxer y los perros con pelo largo como los Husky o Pomerania.

Consejos para evitar un golpe de calor en el coche:

Si vas a realizar un trayecto en coche y crees que no vas a poder llevar al perrete contigo a todos lados, dale un buen paseo antes de salir y déjalo en un lugar fresco en casa.

Si por alguna razón tienes que parar el coche y no puedes bajar a tu perrete, estaciónalo bajo una sombra, abre las cuatro ventanillas para que el calor en el interior suba lo menos posible y nunca le dejes solo, es necesario que estés pendiente de él en todo momento.

En trayectos muy largos, como viajes de vacaciones en épocas de calor, deja el aire acondicionado siempre en marcha y en cada parada para descansar bájale del coche, dale un paseo y que beba agua.

¿Qué puedes hacer si ves un perro en un coche ajeno en esta situación?

  • Anota la siguiente información: marca/modelo/matrícula y localización exacta del coche. La hora y el estado físico del perro, especialmente si notas síntomas en él de un golpe de calor.
  • Si crees que el propietario del coche está cerca avísale y si no contacta con alguien del departamento de seguridad de la zona, si existe. En caso de que no haya nadie llama directamente a la policía.

Los viajes en coche deberían ser siempre una experiencia positiva para ti y tu perrete. ¡No la conviertas en una pesadilla!

6253675643_44b7dac89f_b