Mi perro está gordo: 5 consejos para que tu perro pierda peso

Si alguna vez te has dicho a ti mismo: “Mi perro está gordo“, sin duda este es tu artículo.

A parte de consultar con tu veterinario, puedes seguir estos sencillos consejos:

1. ¡Sal a correr con tu perro!

Hay un dicho que dice: “Si tu perro está gordo, es que tú no estás haciendo suficiente ejercicio“.

¿Qué tal si salís a trotar de vez en cuando? No tienes que convertirte en un runner profesional, simplemente podéis jugar en el parque a ver quién de los dos es más rápido.

2. Reduce su ración de comida

En muchas marcas de alimentación canina, las cantidades que nuestro perro debe comer diariamente vienen indicadas por franjas. Por ejemplo, un perro de 7 a 10 kilos debe comer entre 115 y 150 gramos. Si a parte de su pienso comida habitual también ofreces chucherías a tu perro, sirve cada día la cantidad mínima indicada. (En este caso 115 gramos). Así no sobre-alimentarás a tu perro con chucherías.

3. Recompensa con juegos, no con comida

Si tu perro tiene unos kilos de más, es muy importante que lo tomes en serio ya que es su salud la que está en juego.

Si el veterinario te ha prohibido darle chucherías, debes respetarlo pero no por ello dejar a un lado su educación.

Cuando tu perro haga algo bueno que quieras premiar, ¿qué tal si le tiras tu pelota favorita, o le das ese muñeco que tanto le gusta? ¡Seguro que él lo disfruta de igual manera!

4. ¡Gánate la comida!

Si tu perro es muy glotón y la comida en su cuenco dura un suspiro, existen unos juguetes en el mercado que harán que tu perro coma más despacio y además le ayudará a trabajar sus capacidades cognitivas. Puedes buscar un Kong de goma grande donde meter su pienso, o un comedero tipo laberinto.

5. Pasea al menos una hora al día con tu perro

La mayoría de perros necesitan un mínimo de ejercicio físico diario. Si tu perro está acostumbrado a bajar dos o tres veces al día a la calle a hacer sus necesidades y volver a casa, ¿qué tal si al menos una vez al día das un buen paseo con tu perro? No solo ayudarás a tu perro a bajar esos kilitos de más, sino que mejorará su socialización con otros perros y personas, disfrutará oliendo y siguiendo nuevos rastros, y además dormirá mucho mejor.

¿No tienes tiempo de pasear a tu perro? ¡Mira nuestros paseadores de perros!

Escribir un comentario.