Nuca, una perra de salvamento acuático

nadando

Hoy queremos que conozcáis la gran labor que hace un perro de salvamento. En este caso Nuca, una perra de salvamento acuático de raza Labrador que disfruta muchísimo en el agua. Para conocer a fondo cómo se desarrolla esta actividad, nada mejor que hacerlo de primera mano a través de su compañera humana Montse.

Qué sucedió antes: ¿decidir tener un perro de salvamento o tener un perro que posteriormente se convirtió en un perro de salvamento?

Lo primero fue decidir tener un perro, mi sueño desde pequeña. El salvamento en agua vino después, casi por casualidad. De hecho, no conocía mucho sobre el tema ya que en España es una actividad no legalizada y que prácticamente se realiza a modo de hobbie. Por suerte, en los últimos años se ha dado un vuelco importante, y afortunadamente, ya hay algún caso de equipos guía-perro trabajando de forma operativa.

¿Por qué decidiste que querías formar parte del equipo de salvamento?

LLegamos al grupo casi por casualidad. Nos invitaron a ir a un entrenamiento para ver cómo trabajaban, pero una vez allí nos animaron a participar. En aquel momento Nuca era muy jovencita, apenas había cumplido el año, y tenía una actividad y unas ganas de trabajar increíbles, por lo que me sorprendió haciendo los ejercicios que nos propusieron de forma muy efectiva y con una motivación enorme. Creo que a partir de ese momento y viendo lo que estos perros pueden llegar a hacer me enamoré del salvamento en agua y no me pensé dos veces el continuar en ello.

salto

¿Qué características tienen estos perros?

Son perros apasionados por el agua, con unas buenas aptitudes natatorias y gran apego al ser humano. Estas tres cualidades son imprescindibles ya que si alguna de ellas falla no sería posible que desarrollasen este trabajo. También es muy importante que sean perros fuertes y tengan buena disposición para el trabajo y un buen vínculo con su guía, que es con quien formarán equipo.

¿Para qué tipo de personas está recomendado este perro?

Pueden ser perfectamente -y de hecho la mayoría de ellos lo son- perros de familia, ya que tienen un carácter especial: muy noble y equilibrado (normalmente son perros de raza Labrador, Golden o Terranova), pero necesitan un mínimo de actividad diaria, tanto física como mental. Aprovecho para señalar que esto no es exclusivo para perros de trabajo. Cualquier perro necesita de un estímulo diario, sobre todo mental, que le proporcione bienestar emocional, imprescindible para que sean perros equilibrados. Un día a día sin nada que hacer puede crearles ansiedad o apatía y de ahí provienen muchos de los problemas de comportamiento que nos encontramos en nuestros perros hoy en día. Por lo tanto, yo diría que estos perros son aptos para cualquier persona que se preocupe por su bienestar, quiera disfrutar con ellos de una actividad conjunta y disponga de algo de tiempo para acudir a los entrenamientos.

rescate_inerte

Cuéntanos cómo es Nuca.

Nuca es de raza Labrador Retriever y tiene ya 8 años. De pequeña fue un torbellino casi incontrolable, destructora, alocada, pero siempre sin un ápice de maldad. Trabajando con ella canalizó esa energía inagotable y se convirtió en un perro tranquilo y equilibrado. Nunca se mete en problemas y con la familia es especial, de hecho toda mi familia la quiere con locura y se ha superado alguna que otra fobia a los perros gracias a ella.

¿Cómo ha sido entrenada y durante cuánto tiempo?

El entrenamiento de un perro de salvamento es constante, ya que nunca se termina de perfeccionar los ejercicios o de avanzar en ellos. El tiempo mínimo necesario para que un perro tenga un entrenamiento básico bien asentado siempre dependerá del perro y del tiempo que se dedique a ello, pero me atrevería a decir que se necesitan al menos tres años para conseguirlo.

Para entrenarlos en agua hay que fomentar sus aptitudes naturales y “aprovecharnos” de ellas de una forma desenfadada, como si fuera un juego. Tenemos que conseguir de ellos una motivación a toda prueba y eso sólo se obtiene haciéndolo de ese modo.

remo

¿Cómo es un día con un perro como Nuca? Cuéntanos cómo se desarrolla el día con un perro de salvamento.

Nuestro día a día no difiere mucho de lo que debería ser el día a día de cualquier perro. Aparte de los paseos regulares, en los que siempre intentamos salir de la rutina, practicamos en casa ejercicios sencillos de búsqueda, entrenamos con clicker… No son actividades enfocadas al entrenamiento en salvamento, sino que se trata de mantener su mente activa y despierta, e inculcar en ellos una rutina de trabajo.

Todo cambia radicalmente el día que acudimos a un entrenamiento. Son días 100% emocionantes. Se comienza practicando circuitos de obediencia en tierra (que habremos ido practicando en los paseos diarios) y después se pasa a la acción en el agua. Son días intensos y que los perros disfrutan de un modo increíble, ya que se encuentran en su medio favorito practicando una actividad junto con su guía. Es muy satisfactorio para ambos.

vinculo

¿Cuál ha sido el mayor logro de Nuca?

En España el salvamento en agua con perros está todavía en una fase de “divulgación”. Todavía es muy poco conocido y no se apoya de un modo operativo salvo en casos muy concretos. Por eso no hemos tenido ocasión de realizar grandes logros. En el caso concreto de Nuca su seña de identidad es su pasión por el trabajo. Ha llegado a asimilar lo que hace de tal manera que no duda ni un instante cuando tiene que intervenir en algún ejercicio. No suele fallar y ha llegado a un nivel de aprendizaje muy elevado.

Quizá su mayor logro a nivel individual fue conseguir su tercer grado de salvamento con la puntuación más alta que hubo en las pruebas. Realizó todos los ejercicios casi a la perfección y con una intensidad y profesionalidad increíble.

rescate_inerte

¿Cómo trabaja Nuca en equipo? ¿Os transmite calma?

El trabajo operativo de un perro de salvamento en agua tiene como fin apoyar al socorrista en su trabajo. El perro no realiza por sí mismo los rescates (aunque tendrá formación para ello), sino que estará siempre al lado de su guía acompañándolo y esperando sus órdenes para realizar el trabajo que se le pida.

Más que calma lo que transmite un perro de salvamento bien formado es seguridad. Seguridad de que va a realizar su trabajo de forma correcta.

¿Se lo toma como un juego? ¿Cómo vas indicando a Nuca lo que debe hacer?

En un principio, y debido al modo de entrenamiento, efectivamente estos perros se toman el trabajo como un juego, pero llega un momento según van avanzando en su entrenamiento en que asimilan lo que hacen y son conscientes de que están ayudando a personas.

Llegado este momento en que, podemos decir, se profesionalizan habrán adquirido un vínculo muy fuerte con su guía y tendrán aprendidas multitud de órdenes y señales. Con gestos, palabras o incluso con una simple mirada serán capaces de entender lo que su guía les está pidiendo.

trabajo_equipo2

¿Cuántas veces trabaja a la semana?

Con un día de entrenamiento a la semana es suficiente para ir adquiriendo y mejorando conocimientos sin correr el riesgo de que el perro se sature o se aburra. Diariamente, es bueno ir practicando determinados ejercicios, bien en los paseos diarios o bien en casa. Aparte de esto y si se tiene ocasión, poder mantener su forma física dentro del agua todos los días sería la situación ideal.

¿Hasta qué lugares ha viajado la perrita?

Nuca va siempre con nosotros en nuestros viajes, es nuestro perro y un miembro más de nuestra familia por lo que siempre pensamos en ella cuando buscamos cuidador o lugar de vacaciones. En viajes relacionados con salvamento en agua, ha estado en varias pruebas y exhibiciones en diferentes lugares de la geografía nacional, País Vasco, Valencia, Andalucía,… donde siempre hemos vivido experiencias muy positivas y hemos puesto nuestro granito de arena en el fomento de esta actividad tan maravillosa.

natacion_juntas

¿Existen diferentes tipos de perros de salvamento? 

Dependiendo del tipo de salvamento serán necesarios perros con unas aptitudes u otras. No es lo mismo un perro para salvamento en agua que para rescate en escombros o avalanchas, las necesidades son diferentes, aunque siempre hay perros muy polivalentes que pueden llegar a realizar cualquier tipo de trabajo.

Si volvieras a tener un perro, ¿elegirías esta raza de nuevo?

Sin duda, es una raza que me encanta, son de esos tipos de perro polivalente que acabo de comentar, ya que aúnan buenas aptitudes en el agua, son muy activos y, salvo excepciones, bastante ligeros como para llevar a cabo casi cualquier tipo de trabajo. También son perros de familia ideales, buenos y nobles, muy inteligentes y amantes de las personas, sobre todo de los niños. Se les puede ver rescatando, trabajando en el campo cobrando piezas, pero también se les puede ver como co-terapeutas en terapias asistidas con animales. Un buen labrador bien entrenado sirve para todo esto y además siempre tendrá un huequito en su agenda para darte cariño. Son maravillosos.

remo_orilla

¡Cuéntanos algo más!

Me gustaría animar a todo aquel al que le haya llamado la atención esta entrevista a que no se quede con ganas de practicar con su perro. Cada vez hay más grupos en España que se dedican al salvamento en agua y seguro que estarán encantados de recibiros en alguno de sus entrenamientos.

Se puede entrenar tanto de modo operativo como deportivo, por lo que no hay por qué tener grandes ambiciones ni querer llegar a ser socorrista junto con tu perro. Con tener ganas de divertiros juntos es más que suficiente. El vínculo que se crea entre los dos es increíble y es más que recomendable para perros que lo dan todo dentro del agua.

pasion_por el agua

¡Muchas gracias Montse por esta estupenda entrevista en Gudog!

Escribir un comentario.