Pasear al perro bajo la lluvia: momento de disfrutar

paseo bajo la lluvia

El día está gris y las primeras gotas de agua empiezan a caer del cielo. Intentas demorarlo hasta que pare de llover, pero en vez de ir a menos, la cosa va a más. Está amainando, así que tienes que aprovechar, es el momento perfecto para salir a la calle. Aquí tienes unos consejos para pasear al perro bajo la lluvia.

 

Con el otoño ya instalado en nuestros hogares y acercándose ya la entrada del invierno, llegan los días de mal tiempo con lluvias, viento e incluso nieve para los que tú y tu perro debéis estar preparados. Pasear al perro bajo la lluvia supone un dilema que puede provocar dos reacciones: amarlo o hacerlo a regañadientes, pero es algo que hay que hacer sí o sí. No olvides que los perros necesitan salir y moverse para mantener un equilibrio y que no sacarlos podría ocasionarles problemas de salud. Si decides que un perro forme parte de tu vida, tienes que estar muy concienciado de esto, porque un perro no es un juguete e implica una responsabilidad.

Dicho esto, ¿sabes cuál es la mejor manera de conseguir un buen paseo con tu perro bajo la lluvia? Aquí te dejamos nuestras recomendaciones para que sea sencillo y lo más ameno posible.

Consejos para pasear al perro bajo la lluvia

  • Hay perros a los que no les gusta el agua. Antes de salir a la calle, ten en cuenta que a algunos perros no les suele gustar pasear bajo la lluvia así que cabe la posibilidad de que el tuyo intente refugiarse continuamente bajo un techo para evitar mojarse.
  • Haz que tu perro se divierta. Intenta que pasear al perro bajo la lluvia se convierta en una actividad entretenida dentro de sus posibilidades. Si tu perro percibe que se convierte en un juego, será más fácil para él disfrutar del paseo. No hace falta que lleguéis a los niveles del protagonista de ‘Cantando bajo la lluvia’ pero si consigues que se divierta acabará siendo mucho más sencillo.Accesorios paseo perro lluvia
  • Evita que tu perro se moje. Proteger a tu perro del agua para los paseos bajo la lluvia será muy útil y te ayudará a conseguir que el can esté más cómodo. El mundo no deja de avanzar y ya existen muchos artilugios curiosos que te ayudarán en esta tarea. Puedes equipar a tu amigo canino como si fuese el Capitán Pescanova gracias a los chubasqueros y las botas de agua que existen para perros, e incluso puedes dejar que se cubra gracias a los paraguas que se enganchan a su arnés. No podrá volar como Mary Poppins, pero se refugiará de esas molestas gotas de agua y será tan feliz como ella.
  • Deja que juegue en casa. En estos días lluviosos, si tu compañero es muy activo y le gusta mucho jugar pero no quieres que al volver te deje todo perdido, puedes probar a jugar en casa antes de salir a pasear al perro bajo la lluvia y así conseguirás que esté más calmado a la hora de dar el paseo y que no vuelva a casa como si se hubiese bañado en una fuente de chocolate.
  • Evita las calles con mucho tránsito. Hay perros a los que la idea de salir mientras llueve no les convence nada y puede que el paseo sea más difícil de lo esperado. Si tu perro tiene esta clase de reacciones, será recomendable que intentes dar el paseo por calles que no estén muy transitadas y así evitarás situaciones incómodas para él. No sólo encontrar a perros que amen la lluvia y quieran jugar y mojar a tu compañero canino, sino también a los coches haciendo esos molestos salpicones mientras paseáis que harán que tu perro se altere y se ponga nervioso.
  • Intenta ir a parques para perros. Por otro lado, puedes encontrar a perros que son un terremoto y a los que correr bajo la lluvia les da más vida todavía. Si tienes la posibilidad, ir a un parque para perros puede ser una buena opción para dejarle campar a sus anchas pero a la vez tenerlo controlado para que no corra lejos y tengas que perseguirlo bajo la lluvia como el Coyote al Correcaminos.
  • Seca a tu perro. Al llegar a casa, no dejes que tu perro se vaya directo a revolotear por toda la casa. Trata de secarlo lo antes posible para evitar que coja infecciones u hongos. Respecto al olor, tienes que aceptarlo, todos los perros mojados desprenden un olor… dejémoslo en peculiar. Si lo consideras necesario, puedes incluso bañar a tu perro, pero siempre pensando en sus necesidades y no con demasiada frecuencia ya que podría ser perjudicial para el can.

Esperemos que estos consejos hagan que tu perro y tú podáis disfrutar de cada paseo bajo la lluvia y si os animáis hasta podáis cantar juntos. Eso sí, si lo haces, avísanos porque nos encantará verlo. ¿Algún consejo que aportar? Compártelo con nosotros sin problema a través de Facebook, Twitter o Instagram.

Escribir un comentario.