Consigue que tu perro no tire de la correa

Pasear es una de las actividades mas sanas que hay ¿A quién no le relaja un buen paseo después de un duro día? Para nuestro perro esta actividad es fundamental para su salud física y mental, y debe implicar mucho más que alguien le baje a la calle para hacer sus necesidades.

Cuando aceptamos la responsabilidad que supone traer un perro a casa tenemos que ser conscientes de que para darle una calidad de vida aceptable, tendremos que pasear con él varias veces al día. Por esta razón, una de las primeras cosas que debe aprender cuando llega y especialmente si es es cachorro, es a pasear de manera tranquila con correa.

Los perros de forma natural, están acostumbrados a  pasear sueltos especialmente en el campo, pero no olvidemos que en la ciudad debería ir atado la mayor parte del tiempo, tanto por la normativa así como por su seguridad. Si no le hemos enseñado a que vaya calmado y camine sin tensión en la correa, estos paseos se convertirán en una tortura para ambos.

Os explicamos dos técnicas para conseguir que tu perro no tire de la correa:

  1. La primera consiste en pararnos cada vez que nuestro perro tire y esperar a que la tensión en la correa se afloje para continuar. Con esto el perrete asociará esa tensión de la correa con no poder acercarse a lo que quiere, y por el contrario, la correa sin tensión con continuar caminando. Cuando nos detenemos no debemos utilizar ningún tipo de corrección, palabra, sonido, tirón u otro tipo de acción sobre el perro, simplemente pararnos.
  2. La segunda se basa en cambiar la dirección del paseo cuando el perro tire de la correa. Así asimilará que cuando tire no llegará a lo que quiere alcanzar sino que irá en dirección contraria, alejándose de lo divertido.

Además, cada vez que tu perro no tire de la correa y camine de forma relajada sin tensión le premiaremos con chuches, caricias y palabras calmadas.

Aspectos a tener en cuenta para los paseos:

  • Deben sentirse cómodos con el arnés o collar con el que pasean, asegúrate de que tu perro los acepta y no le produce daño o molestia.
  • Prepara para los paseos una buena ración de chuches para premiarle cuando lo haga bien.
  • Nunca utilices collares estranguladores, de pinchos u otras herramientas que pueda causar daño al perro. Ten en cuenta que el castigo y dolor pueden provocar una mayor ansiedad y agravar problemas de comportamientos.
  • Comienza a entrenar en un lugar con bajos estímulos como el jardín o la calle en horas con poco movimiento. Ve añadiendo poco a poco distracciones. Si comienzas en un lugar con demasiados estímulos será complicado que tu perro no tire de la correa.
  • La correa debe ser lo suficientemente larga para permitirle explorar el mundo. Debemos poder recogerla en aceras estrechas o zonas por las que el perrete debe ir junto a nosotros y darle más libertad cuando quiera olfatear o interactuar de manera segura con el entorno.

perro_no_tire_de_la_correa

  • Atendiendo un poco al carácter y gestión de estrés de cada perro, así como al nivel de estímulos en el exterior, tendremos perros que tiran más o menos cuando van atados. Si tienes un perro que tira prácticamente todo el rato, ladra o tiene algún otro problema de comportamiento contacta con un educador canino. Será mucho más fácil solucionar el problema de la correa cuando el resto de dificultades de tu perrete estén controladas.
  • Aprovecha los paseos para dedicarte 100% a tu peludo. Si estás pendiente del móvil, de la persona con la que vas hablando o de otras cosas, no podrás estar pendiente de que tu perro no tire de la correa.

Si eres constante y tienes paciencia, con estas pautas notarás que tu perro aprende rápido y poco a poco los paseos se convertirán en un placer para ambos.

Recuerda que debido a nuestra ajetreada vida actual nuestros perros pasan en casa solos mucho más tiempo del que deberían. En Gudog tenemos paseadores de perros con experiencia en toda España, para que mientras estés trabajando o fuera de casa tu perro disfrute de su paseo diario.

botón paseo

1 Comentarios

Escribir un comentario.