Perros y niños: la pareja ideal

Hay quien piensa que tener perros y niños en casa es incompatible, pero la realidad es completamente diferente. Recientes estudios muestran que, de hecho, los niños y los perros son muy parecidos, y no se trata sólo de que puedan convivir en armonía, sino que esta situación puede ser muy beneficiosa para los pequeños. A continuación os daremos algunas razones para darle a vuestro hijo un amiguito de cuatro patas.

Recuerda que los niños que estén con perros, deben estar siempre bajo la supervisión de un adulto. No olvidemos que los perros, perros son. Enseña a tu hijo a no molestar a los perros, a acercase y saludarles correctamente, y a no incordiarles cuando estén comiendo o durmiendo.

Seguridad

La primera razón es obvia: tener un perro en casa hará que tu hijo aprenda a sentirse seguro entre otros animales. ¿Existe una forma mejor para enseñarles eso?

Amabilidad
Cuando tu hijo se ponga provocador o simplemente un poco pesado, el perro se lo hará saber. Probablemente el perro le gruñirá un poco, se retirará y le privará del ratito de juego que el niño está buscando. Esto les enseñará a los niños que un carácter amable y afectuoso son importantes en el trato con otro ser vivo.

Confianza 

A medida que los niños crecen, van aprendiendo la importancia de ser fuerte y tener confianza en sí mismo. De lo contrario, la mayoría de los perros no les harán caso. Además, decirle al perro que se siente y ver cómo hace lo que le ha pedido, le dará al niño mucha confianza y ganas de seguir enseñando cosas a su nuevo amigo.

001aa0ba492811f1a7990d

Compañerismo 

Amistad. Tener un perro al lado le enseña al niño una gran lección, lo maravilloso que es tener un amigo cercano, y lo bien que sienta tener a alguien que depende de ti y tú de él. Esto ayuda a los pequeños a entender el valor de mantener una verdadera amistad. Aprovechamos este punto para recordaros la preciosa historia de Owen y Haatchi.

Protección

Un perro en casa puede hacer sentir a un niño mucho más seguro. Un perro puede asomarse al armario en busca de monstruos y mirar debajo de la cama para ver si está el hombre del saco. Puede reconfortar al pequeño si le da miedo la oscuridad, y hacerle sentir que su casa está protegida por un atento guardián.

Además, no olvidemos que los perros realmente protegen a sus dueños cuando ellos están en peligro.

Solidaridad

Los perros necesitan comer, dormir y salir fuera para hacer ejercicio y socializar. Por lo tanto, un perro es genial para enseñar a un niño que él no es el centro del universo, y que los demás también tienen necesidades.

Animals-Kids-Dogs

Responsabilidad 

Retomando el punto anterior, una vez el niño tenga la edad suficiente para participar en el cuidado del perro, aprenderá a adquirir responsabilidades. Haz una tabla con las tareas del niño y ponla en el frigorífico. Esto le enseñará al pequeño el compromiso y la responsabilidad con su mejor amigo.

¿Ya estás convencido? ¡Bien! Ahora puedes conocer las 10 razas de perros más amistosas con los pequeños.

child2

2 Comentarios

  1. Genial artículo y además está basado en hechos científicos demostrados en pruebas para ver cómo mejora la vida de las personas con necesidades especiales al poner un perro en su vida. Es decir, los beneficios afectan a toda la familia.
    PD: Espero que en el siguiente, además de las razas que normalmente son amistosas, os acordéis de los perros sin raza que están en adopción y, por carácter natural, se llevan estupendamente con niños.

    Reply

Escribir un comentario.