Picadura de garrapatas en perros: gestos esenciales

Picaduras de garrapatas gestos esenciales

Hace un tiempo os hablábamos en detalle de la desparasitación del perro. Es un cuidado que los propietarios de perros suelen tener integrado a su rutina y que se debe realizar tanto de manera interna como externa, para cubrir el amplio abanico de parásitos que podrían afectar a nuestro mejor amigo. Hoy en Gublog vamos a detenernos sobre el caso concreto de las garrapatas. ¿Qué debemos hacer si encontramos una garrapata en el pelo de nuestro perro? ¿Cuáles son las prácticas a evitar?

Con la llegada del buen tiempo tendemos a hacer más vida en exterior y aprovechamos la ocasión para que lo disfrute también nuestro perro. Los paseos se alargan, los recorridos cambian y si se presenta la posibilidad de pasar unos días en el campo aceptamos encantados. Estos entornos idílicos pueden estar poblados por parásitos de diversa índole y si bien no formaban parte de nuestra postal perfecta, tendremos que convivir con ellos.  La ciudad no está exenta de ello, también se encuentran garrapatas en parques y jardines, por lo que ya sea en ciudad o por el campo, no tenemos que bajar la guardia.

Si bien es cierto que más vale prevenir que curar, hay veces que a pesar de llevar la desparacitación de nuestro perro al día, esta no resulta suficiente. Vamos a ver cuáles son los gestos esenciales en caso de picadura de garrapata en perros.

Las garrapatas: un enemigo minúsculo y silencioso

Los ixodoideos (nombre científico de las garrapatas) son pequeños parásitos que forman parte de la familia de los arácnidos. Como sus primos los ácaros o las arañas son reconocibles por sus cuatro pares de patas, a diferencia de los insectos que tienen tres pares. Suelen vivir en la naturaleza, escondidas en vegetación de media altura, dónde esperan a que pase algún animal para, como buen parásito que son, alimentarse de su sangre. Una vez acabado su “festín”, se dejan caer y siguen en búsqueda de su siguiente víctima. Una garrapata puede quedarse encima de un perro durante varios días, y a mayor tiempo, mayor riesgo de contagio. Por esta razón es esencial actuar de manera rápida para detectar cuanto antes si nuestro perro se ha visto infectado por una garrapata. Transmiten enfermedades tanto a animales como humanos y en los casos más graves pueden dejar secuelas de por vida o incluso provocar la muerte. Las tres afecciones principales que pueden contagiar son la babesiosis, la ehrlichiosis o la conocida enfermedad de Lyme.

Gestos a adoptar

Picadura de garrapata en perroPara prevenir cualquier picadura de garrapata, además de cumplir con el calendario de desparasitación podemos explorar con cuidado el cuerpo de nuestro perro para ver si encontramos algún bulto, hinchazón o directamente la garrapata todavía enganchada. Se detectan mejor en perros de pelo corto. Les suele gustar los sitios más escondidos dónde pueden campar a sus anchas como por ejemplo dentro y detrás de las orejas, en los pliegues de la piel o entre los dedos. Según el tiempo que lleven enganchadas tendrán un tamaño diferente. Una vez hayamos localizado una es muy importante no intentar retirarla con los dedos o pinzas de depilar. Corremos el riesgo de dejar una parte dentro, lo que no serviría de nada o peor, podría desarrollar una infección. Tampoco sirve aplicar alcohol o productos químicos. La mejor manera es usar un gancho diseñado especialmente para retirar garrapatas y seguir cuidadosamente las instrucciones. Existen diferentes modelos de ganchos según el tamaño de la garrapata, lo tendremos que colocar contra la piel del perro, cogiendo de lado a la garrapata hasta engancharla. La levantamos con mucho cuidado y empezamos a girar como si de un destornillador se tratase. La garrapata se desengancha después de unas vueltas de gancho.

 

Síntomas a tener en cuenta

Si la garrapata presentaba un gran tamaño o si había muchas en un mismo perro, lo recomendable es acudir al veterinario para una visita de control. Si nuestro perro se muestra apático, empieza a cojear, presentar alguna molestia en un miembro, tiene fiebre o si su orina viene cargada de color marrón oscuro, tenemos que someterlo a un control veterinario en cuanto antes.

Ahora que sabes cómo actuar en caso de picadura por garrapata en tu perro, te puede interesar aprender más acerca de otra afección bastante peligrosa para nuestros perros: la leishmania.

Escribir un comentario.