Productos tóxicos para los perros

Muchos productos que se encuentran en nuestra casa e incluso alimentos son potencialmente peligrosos para tus compañeros peludos. Desde Gudog queremos que conozcas cuáles son los productos tóxicos para los perros y así poder evitar un envenenamiento accidental. Además, debes conocer los síntomas si estas cosas han sido ingeridas y qué deberías hacer en estos casos.

Acetaminofén

Esto se encuentra normalmente en el paracetamol y puede causar daño en el hígado de los perros.

Si se lo traga, el acetaminofén es absorbido por el estómago y el intestino y los niveles en sangre pueden estar muy altos pasados 30 minutos. Los efectos tóxicos principales son daños en el hígado (particularmente en perros) y daño en las células rojas de la sangre (particularmente en gatos) que proveen oxígeno a los órganos vitales del cuerpo.

Los síntomas de toxicidad del acetaminofén son:

Vómitos

Disminución del apetito

Letargo

Respiración dificultosa o acelerada

Dolor abdominal

Decoloración marrón de las encías

Orina de color marrón

Encías azules (conocido como cianosis, indica suministro inadecuado de oxígeno)

Inflamación de la cara o de las patas

Shock, colapso e incluso la muerte

La intoxicación por acetaminofén puede ser fatal. Sin embargo, si se reconocen los síntomas rápidamente y se diagnostica y trata muy rápido, tu perro puede sobrevivir.

Lleva a tu perro al veterinario cuanto antes para que puedan provocarle el vómito sin causarle daños. Anestesiarán a tu perro para limpiar su estómago y le administrarán una preparación especial de carbón activado para desacelerar la absorción de material tóxico por el intestino.

La mayoría de los casos de intoxicación por acetaminofén son evitables. No administres medicinas para las personas a tus mascotas a no ser que tu veterinario te diga que puedes hacerlo, y mantén todas las medicinas de casa fuera del alcance de tus animales.

Pilas

No dejes pilas al alcance de los perros. A muchos perros les gusta masticar el mando a distancia, sin embargo, si perforan la cubierta de la pila, esto podría causarles mucho daño.

Si tu perro ha ingerido el fluido de la pila, el centro y los lados de su lengua normalmente aparecerán rojos y en carne viva, o tendrán un apariencia blanca-grisácea debido a que será piel muerta. Tu perro babeará mucho y puede que además tenga vómitos. Puede estar silencioso o gimotear a causa del dolor. Aunque muchos animales dejarán de comer debido al dolor de su lengua, algunos perros continuarán comiendo, pero puede ser que mastiquen lentamente y con cuidado. Tu perro puede tener dificultades a la hora de tragar. Estas señales puede ser que no aparezcan hasta 12 horas después de la ingesta de la pila.

Cuando la ingestión es reciente, puedes dar a tu perro pequeñas cantidades de leche – según el peso del animal – para diluir el fluido corrosivo. Pero ten cuidado, ya que la leche en grandes cantidades puede causarles diarrea. No debes inducir el vómito sin consultar a un veterinario porque el fluido corrosivo puede aumentar significantemente el daño en la garganta de tu perro.

Chocolate

El chocolate, dependiendo de la cantidad y el tipo de chocolate ingerido, puede provocar convulsiones e incluso la muerte de los perros. Los dos compuestos químicos en el chocolate que pueden ser tóxicos para los perros son la cafeína y la teobromina. Ambos están más presentes en el chocolate negro que en chocolate con leche o chocolate blanco.

Los síntomas en los perros son:

Olor a chocolate en su aliento (esto es clave)

Hiperactividad

Aumento del ritmo cardíaco

Temblores musculares

Vómitos

Diarrea

Letargo (debilidad/cansancio)

Jadeo

Ansiedad, inquietud

Convulsiones

Las señales de envenenamiento de chocolate pueden comenzar a aparecer al cabo de una hora tras la ingesta y puede incluso producir la muerte transcurridas 24 horas, así que es necesario que llames a su veterinario inmediatamente.

Fertilizantes

Los fertilizantes pueden contener cantidades tóxicas de nitrógeno, fósforo, potasio, hierro, zinc, herbicidas, pesticidas y aditivos como fungicidas. Mantén a tus animales lejos de césped o plantas tratadas hasta que estén secos, especialmente porque el fertilizante puede atraer a los perros.

El fertilizante puede causar malestar intestinal, diarrea y vómitos, pero normalmente se encontrará mejor pasados unos días. Sin embargo, ciertos fertilizantes pueden ser más tóxicos que otros y puede ser que tu perro necesite fluidos para mantenerse hidratado y medicación para aliviar y calmar el estómago y los intestinos, así que es importante siempre consultar con tu veterinario.

Un consejo es dar a tu perro una rebanada de pan muy tostado porque eso neutralizará las toxinas en su sistema. Además, dale una dieta blanda con raciones pequeñas cada dos o tres horas. Añadir media cucharadita de yogur en una de las raciones mejorará su sistema digestivo y asegúrate de que bebe suficiente agua durante el día.

Uvas y pasas

Incluso cantidades pequeñas de estos frutos pueden provocar lesiones renales agudas a perros y gatos. No se conoce el agente tóxico de estas frutas, no obstante, los síntomas pueden ocurrir transcurridas 24 horas de comerlas e incluyen:

Vómitos

Diarrea

Letargo (cansancio)

Pérdida de apetito

Dolor abdominal

Deshidratación

Oliguria (Orinar cantidades muy pequeñas)

Anuria (cese completo de la orina)

Lesión renal aguda

Si estas convencido de que tu perro ha ingerido uvas, pasas o zumo de uvas, induce el vómito antes de que las toxinas puedan ser absorbidas pero sólo si tu perro no ha vomitado antes y si está consciente. Para eso, administra una solución de peróxido de hidrógeno de 3%, (Agua Oxigenada) empleando una cucharadita por cada 5 kilos de peso. Si no estás seguro, llama a un veterinario cuanto antes y pregúntale qué deberías hacer. Puede ser que te sugiera dar a tu perro carbón activado o que necesite un lavado de estómago y tratamiento con líquidos.

Convallaria majalis (lirio de los valles)

Normalmente los lirios no son tóxicos para los perros, sin embargo, el lirio de los valles es la excepción. El componente tóxico de la planta es convallarina, un tipo de glucósido que puede desencadenar una variedad de síntomas desagradables en animales, incluyendo:

Ritmo cardiaco anormal

Vómitos

Convulsiones

Confusión

Presión arterial disminuida

Coma

Asegúrate de que tu perro nunca se acerca a esta planta, y mucho menos que la ingiere. Si tienes alguna razón para sospechar que la ha ingerido, llama o acude al veterinario inmediatamente.

Cebollas

Cebollas, chalotes, ajo, cebolletas, etc. contienen compuestos que pueden dañar las células rojas de la sangre en los perros si se ingieren en grandes cantidades. Una regla general es “mientras más fuerte es, más tóxico es.” Normalmente, el consumo de cebolla cruda y ajo no causa problemas graves en los perros salvo en grandes cantidades, sin embargo, la ingestión de versiones concentradas de cebolla o de ajo, como cebollas deshidratadas, polvo para la sopa de cebolla o ajo en polvo, pueden poner a los perros en riesgo de intoxicación. Los perros afectados pueden parecer letárgicos o cansarse fácilmente después del ejercicio leve. Su orina puede ser de color naranja o rojo oscuro. Tu perro deberá ser visto por un veterinario rápidamente. En casos graves, se pueden realizar incluso transfusiones de sangre.

Masa de pan sin hornear

Cuando un perro ingiere masa de pan sin hornear, el estómago se convierte en un ambiente ideal para permitir que la levadura crezca, causando que la masa se expanda en el estómago. La expansión de la masa en el estómago puede ser tan grave que disminuiría el flujo sanguíneo a la pared del estómago, lo que provocaría la muerte del tejido.

La expansión del estómago también puede presionar sobre el diafragma, lo que dificultaría la respiración. Y lo más importante, la levadura de la masa produce alcohol que puede ser absorbido y conduce a convulsiones, fallo respiratorio o incluso un coma y muerte. Los perros afectados pueden mostrar falta de coordinación, desorientación y vómitos (o intentos de vomitar). Se debe vigilar cuidadosamente a los perros que muestren señales leves,  los perros con distensión abdominal severa o perros que estén tan ebrios que no pueden ponerse de pie deben estar controlados por un veterinario hasta que se recuperen.

Xilitol

El Xilitol es un edulcorante sin azúcar que se encuentra normalmente en los chicles de menta, pasta de dientes y productos horneados sin azúcar. El xilitol puede provocar descensos peligrosos de los niveles de azúcar en la sangre y enfermedad hepática si son ingeridos por los perros. 30 minutos después de la ingestión de productos que contienen xilitol, los perros pueden presentar desorientación y convulsiones. Un veterinario debe examinar inmediatamente a tu perro si ingiere productos que contienen xilitol.

Zinc

Cuando los perros comen metal, monedas, piezas de juegos de mesa de metal, tuercas, tornillos, grapas, cremalleras y joyas que contienen zinc, podría sufrir una intoxicación. Incluso ingerir un solo céntimo podría ser peligroso.

Los ácidos del estómago descomponen el metal emitiendo zinc, lo que permite que sea absorbido por el intestino delgado causando en primer lugar vómitos y pérdida del apetito. Horas o incluso días después, tu perro puede presentar anemia, ictericia y orina de color rojo, y en las etapas posteriores, depresión, convulsiones y enfermedad hepática, fallo renal o insuficiencia cardíaca.

En los casos donde los perros tragan un objeto que contiene zinc y se detecta a tiempo, debes provocar el vómito para eliminar el elemento del estómago. Una endoscopia o cirugía para remover los elementos metálicos serán necesarios lo antes posible, si los objetos no han sido expulsados tras el vómito.

Mantén a tu perro a salvo de envenenamiento accidental, manteniendo todos estos productos peligrosos para los perros fuera de su alcance en todo momento. Los accidentes ocurren, pero al menos ahora sabes qué hacer para salvar a tu perro si come a escondidas una de estas cosas cuando tú no estás mirando.

Si te preocupa la vida de tu compañero peludo, puedes también echar un vistazo a nuestro artículo de Primeros Auxilios para Perros.

1 Comentarios

  1. Hola quisiera saber si la limadura de hierro puede ser mortal para mi perro.mi pareja es herrero y trabaja en el patio de mi casa junto a mis perros.y cuando esta cortando fierros vuelan partículas de hierro y eso puede ingerir el animal.ya se murió un cachorro.empezó con bonitos colitis y luego despidió sangre.según el veterinario era parbubiros.yo creo q no que lo causo la limadura de hierro.si me pued n contestar gracias.es para seguridad de mis animales.saludo arte.

    Reply

Escribir un comentario.