Qué hacer si tu perro se pierde

En verano es cuando más perros aparecen vagando por nuestras calles… algunos son tristemente abandonados y otros, sin embargo, son buscados sin descanso por sus familias. Sea cual sea el caso: lo importante es el perro. No hay tiempo que perder y saber reaccionar en estos casos es primordial tanto por la salud del perro como para evitar un posible accidente. ¿Qué hacer si tu perro se pierde?


Antes de nada, lo primero es conocer porqué se producen las escapadas de perros:

– Algunos perros se pierden porque pasean sin correa por zonas que son desconocidas para él. Un despiste puede desubicar al perro y al ponerse nervioso no utiliza sentidos como la vista o el olfato para volver con sus dueños, sino que pueden correr en dirección contraria y perder nuestro rastro.

– Los perros son muy sensibles a los ruidos, pues los petardos, las bocinas o sirenas son escuchados en una frecuencia diferente a la nuestra, siendo los ruidos percibidos mucho más altos a como los oímos nosotros. Por este motivo, pueden correr despavoridos por el miedo y desaparecer.

– No debemos olvidar que los perros descienden del lobo, y aunque son completamente domésticos, el instinto cazador permanece inherente. Algunos perros tienen más desarrollado el instinto de caza que otros. Corren sin mirar atrás sólo atentos a su presa y por esta razón pueden desaparecer.

– Por miedo a alguna persona, perro o por algún hecho que haya traumatizado a nuestro peludo.

– También pueden sentir ansiedad si pasan mucho tiempo solos en casa. Es normal que quieran explorar y conocer qué hay ahí fuera, por este motivo, hay que pasar tiempo con el perro y sacarle tantas veces como se pueda.

– Algunos perros no controlan la ansiedad cuando ven marchar a sus dueños, y por ello pueden intentar escaparse tras ellos.

– Otro motivo, es que a los perros les pierden las hormonas, y cuando hay hormonas de por medio… ¡hay que tener cuidado! Los perros huelen el celo de la hembra y son más propensos a escaparse de casa si huyen atraídos por las hormonas de las perritas.

– Existen casos de perros adoptados que no se sienten parte de la familia actual y pueden escapar de casa buscando a sus primeros dueños.

dog-76985_1280

Ahora bien, extremar las precauciones es una de las primeras soluciones a tener en cuenta. Y ojo: deben tomar las medidas de seguridad todas las personas que vayan a estar con el perro en casa o en la calle. Por esta razón, debes avisar a los miembros de tu familia o a sus cuidadores de las precauciones que deben tomar con el perro para evitar que se escape. He aquí algunas ideas:

– Asegúrate de cerrar con llave la puerta si vas a salir de casa. Los perros son más listos de lo que pensamos y una vez que saben abrir la puerta lo tomarán como rutina para darse sus propios garbeos.

– Si tienes jardín, asegúrate de que la valla esté en buenas condiciones, que no tenga un hueco por donde pueda levantarla con el hocico, o que no tenga roturas.

– Si tu perro es dado a escaparse átalo durante el momento en el que pueda huir por la puerta, es decir, si vas a entrar y salir de casa puedes dejarlo atado esos instantes. Por ejemplo, cuando saques el coche del garaje o estés continuamente entrando y saliendo para dejar la compra átalo sólo en ese momento. Para ello se puede colocar un ganchito en la pared que venden en las ferreterías y te evitarás muchos sustos.

– Llévalo atado con correa si tu perro es dado a ir detrás de un gato, un conejo, un pájaro…pues huyen irracionalmente hasta conseguir su objetivo y ¡se les olvida el nombre!

– Asegúrate de que llevas el perro bien atado y que tanto la correa como el collar sean de calidad y aptos a su tamaño y peso. Por ejemplo, las correas extensibles se clasifican en base al peso del perro, es decir, las hay de mayor o menor resistencia en función del peso del perro. Respecto al collar, para saber si está bien ajustado nos deben caber tres dedos. En el caso de utilizar arnés debe ir debidamente ajustado, pero que no le apriete ni roce en ninguna parte del cuerpo, sobre todo en la zona de las axilas del perro.

– Ponle una placa identificativa para agilizar el proceso de contacto en caso de desaparición. Por ejemplo, si alguien encuentra a tu perro podrá localizarte por teléfono sin necesidad de que el perro tenga que acudir a un centro veterinario para la lectura de su microchip.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Y si el perro se ha perdido?

– Intenta acudir lo antes posible al lugar con un amigo perruno si es posible. Ese amigo con el que siempre juega tu perro puede conseguir que tu perrete vuelva. O ese amigo también puede dar pistas de dónde puede estar pues su olfato es muy sensible.

– Coloca carteles, tantos como puedas, en la zona donde lo perdiste.

– Llama a la Policía, Guardia Civil, perreras, protectoras de la zona y avísales de lo ocurrido.

– Difunde la foto de tu perro, lugar y fecha de desaparición y tu teléfono de contacto en las redes sociales de búsqueda de perros, protectoras de animales, etc.

Y recuerda, la mayoría de los perros extraviados aparecen. Nunca dejes de buscarlo. Puede haber recorrido muchos kilómetros en tu búsqueda así que no ceses la tuya.

ec43b43831e8e8dc1ab852db469cc1a7

 

 

3 Comentarios

Escribir un comentario.