¿Qué tipo de pienso debo dar a mi perro?

6662417481_d35acc12ff_o

Si has llegado a este artículo es porque, entre todas las opciones que tienes para alimentar a tu perro, has decidido ofrecerle un alimento seco balanceado (más conocido como pienso).

Pero, ¿sabías que hay cientos de tipos de pienso para perros?

Antes de elegir un buen pienso para tu perro, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Tamaño de tu perro
  • Edad de tu perro
  • Energia y actividad diaria
  • ¿Tiene tu perro alguna alergia o enfermedad?
  • ¿Tiene tu perro sobrepeso?

¿Dónde puedo comprar pienso a mi perro?

En las tiendas de productos para mascotas o en tu veterinario de confianza podrás encontrar algunas marcas y tipos de pienso, aunque no siempre encontrarás el que estás buscando por una cuestión de logística.

Gracias a Internet y a los servicios de compra y envío de alimentación para animales, podemos encontrar comida para perros online para que siempre lo tengas bien provisionado de su alimento favorito sin tener que salir de casa. Además, esta opción te permite conseguir unos precios más ajustados a lo que encontrarás en tiendas veterinarias.

Dependiendo del tamaño de tu perro, el tamaño de la bolita o croqueta deberá ser más o menos grande. ¡No es lo mismo un chihuahua que un Mastín!

Para perros que comen muy deprisa independientemente de su tamaño, se recomienda un tamaño de croqueta más grande al habitual para su tipo o raza. De esta forma le costará más tragarlo y se verá obligado a masticarlo más detenidamente.

De cualquier forma, en la mayoría de sacos encontrarás para qué tipo de perro está destinado: perros mini, perros pequeños, perros medianos, perros grande o perros gigantes.

También hay que tener en cuenta la edad de tu perro, y categorizarla en tres fases: cachorro, adulto y senior.

La diferencia que encontrarás entre estos tres tipos de alimento estará marcada por el porcentaje de proteína y grasa y el número de calorías. Un cachorro necesita más proteínas que un perro adulto, y un perro senior necesita un pienso bajo en grasa ya que tendrá más tendencia a engordar al tener menos actividad diaria, lo que puede desencadenar posibles molestias en sus patas. Ten en cuenta esto también si tu perro sufre sobrepeso, al que deberás proporcionarle un pienso light.

Los abuelitos también pueden tener tendencia a desarrollar insuficiencia renal crónica así que podrás encontrar en el mercado piensos específicos para ello, con un compuesto bajo en fósforo y un porcentaje de proteína moderado.

Hablando de la actividad diaria de tu perro, deberás buscar un pienso con un porcentaje de proteína mayor si tu perro es un todoterreno y tenéis una actividad muy elevada. Además, la cantidad de alimento diaria también dependerá del ejercicio diario que realice tu perro y siempre te vendrá indicado en el envase del alimento.

Recuerda también que existen muchos piensos hipoalergénicos para perros con alergia alimentaria, así como una gama de chuches para que tu mejor amigo no se tenga que privar de nada y poder llevar una vida completamente normal. Simplemente tendrás que advertir a las personas con las que esté en contacto que no le ofrezcan nada que no sea su pienso o chuchería especial, y tener mucho cuidado con lo que se come por la calle.

 Nuestros consejos:

  • Elige siempre un pienso de calidad.

Huye de los piensos baratos de supermercado ya que están fabricados con colorantes, cereales y la mayoría de ellos están hechos con proteína de muy baja calidad. Aunque estos productos puedan parecer más atractivos por su precio si lo comparamos con otras marcas de calidad, la realidad es que las raciones diarias tendrán que ser mayores para poder completar la cantidad diaria recomendada de nutrientes con lo que al final el coste será igual o mayor.

  • Cambia a tu perro de pienso de manera gradual.

No hagas cambios bruscos en su alimentación, y siempre que cambies de marca o tipo de pienso, hazlo gradualmente, aumentando cada vez más la proporción del pienso nuevo respecto al que quieres dejar de utilizar. De esta manera, evitarás diarreas, vómitos, y problemas gastrointestinales serios.

  • Decide si tu perro hará una, dos o tres comidas al día, pero sé siempre constante.

En cachorros se recomienda ofrecer tres comidas al día, y dos comidas a perros adultos. No obstante, sé siempre constante con sus tomas y con sus horarios, así evitaremos desajustes alimentarios y comportamientos destructivos en nuestro perro.

  • Investiga mucho antes de decidir qué pienso ofrecer a tu perro.

Como decíamos al principio, hay cientos de piensos, decenas de marcas a nuestra disposición y tenemos que pensar que no todos los perros son iguales ni necesitan lo mismo. El pienso que demos a nuestro perro tendrá un papel muy importante en su salud, y en muchos casos determinará si nuestro perro nos acompaña más años, así como su calidad de vida.

Tómate tu tiempo para analizar los compuestos de cada pienso y entender qué necesita tu perro en función de los puntos que vimos al principio y piensa cuánto puedes gastar cada mes en su alimentación. Un pienso más caro no necesariamente significa que es mejor, hay piensos relativamente baratos compuestos por ingredientes de muy buena calidad. ¿Por qué ofrecerle entonces a nuestro mejor amigo un pienso malo?

1 Comentarios

  1. Una muy buena web, independiente, que compara, puntúa y explica lo que debemos mirar en las etiquetas del pienso, es la americana http://www.dogfoodanalysis.com. Lo malo es que algunos de los piensos mejor valorados en ella son difíciles de encontrar en España, pero algunos se encuentran. Y sirve para ver que no siempre aquellas marcas más conocidas y que más gastan en publicidad y visitas a veterinarios son las mejores. De hecho la mayoría de ellas están calificadas como pienso de mala calidad, sobre todo por la gran cantidad de cereales que tienen (y que un perro no comería en libertad)

    Reply

Escribir un comentario.