No soy un juguete, soy un perro

no soy un juguete

Ya no hay vuelta atrás. No es que esté llegando, es que ya está aquí. La navidad ha llegado este año y parecía que no la esperábamos. ¿Tú tampoco puedes creer que queden muy pocos días para Nochebuena?

Bueno, el caso es que sí, nos quedan días para acabar (o empezar) con todos las compras, regalos, amigos invisibles, etc. Para muchos, los regalos más difíciles son los de los niños. En tu mente el debate siempre lo comparten los juguetes que él ha pedido y los que tú crees que debe tener. Quizá regalarías más libros, alguna película, o incluso alguna experiencia, pero es que le hace tanta ilusión ese juguete en concreto que casi no existe otra opción. Te lo recuerda siempre que sale en la tele, aunque ambos sabéis que en unos meses se habrá cansado y querrá otro nuevo. Así que no sabes qué hacer. Pero hay algo que siempre pide, algo que año tras año (y no sólo en esta época) pide valiente aun sabiendo que la respuesta siempre es un “no”. Este año te ha vuelto a decir: “Papá/Mamá, ¡quiero un perro!”

Seguir leyendo