¿Debería tener otro perro?

A continuación, traducimos el interesante artículo de Chad Culp, Adiestrador Canino Certificado y especialista en comportamiento canino sobre los 5 puntos a tener en cuenta antes de tener otro perro.

¿Pensando en tener un segundo perro…o tercer, cuarto o quinto? ¡Genial! Me alegro mucho por ti, pero también me alegro de que leas esto antes de tomar una decisión así. Tengo tres perros y me encantaría tener más pero, como todo el mundo, tengo limitaciones. No importa cuántos perros tengas actualmente: tener otro perro más en tu manada podría convertirla en demasiados. Hay muchas cosas que considerar antes de tener incluso un solo perro, pero tener otro perro puede ser una gran nueva aventura, incluso para un propietario de perros con experiencia.

Varios perros equivalen a una manada y pueden crear una dinámica diferente. Algunos posibles ejemplos: Un perro ladra y el otro se une al ladrido. Llamas a ambos perros y uno viene pero el otro decide que es momento de volverse torpe. Entonces, el primer perro que venía cuando les llamabas, prefiere quedarse acompañando al otro. Tu perro nunca ha sido posesivo con los juguetes pero ahora se mete en peleas cuando el nuevo perro trata de cogerlos. Tu perro nunca hurga en la basura pero el perro nuevo sí lo hace, así que ahora ambos lo hacen. ¡El caos es suficiente como para tenerme ocupado durante años!

No estoy tratando de asustarte, adoro tener varios perros. Sólo digo que tener otro perro debería ser una decisión que pensar muy bien. De esta manera, es más probable que la experiencia sea tan maravillosa como esperas. Para ayudarte a tomar una buena decisión, compartiré mis 5 consideraciones antes de incluir un nuevo perro en tu manada.

1. Actual comportamiento de tu manada: Muchas veces la gente quiere tener otro perro para arreglar problemas de comportamiento de su perro actual. Casi siempre tiene que ver con un perro que está haciendo trastadas porque se aburre. La lógica nos lleva a pensar que “si le consigo un compañero de juegos, no morderá nunca más mi jardín”. Esto puede funcionar algunas veces, pero otras sólo conseguiremos multiplicar por dos el problema. (Tener dos perros comiéndose el jardín). Es una gran apuesta y puedo asegurar que dos perros revoltosos son mucho más difíciles de manejar que uno solo. A menudo la situación es como, “Mira Rover, ¡he encontrado un sistema de goteo! ¡Ayúdame a sacar el agua fuera!”

Como norma general, siempre recomiendo tener a tu actual manada en orden antes de tener otro perro. Entrenaría al primer perro hasta adquirir un nivel aceptable y luego incluiría un segundo perro al que también entrenar, luego añadir un tercero si se quiere, etc. Esta es la forma más segura de hacerlo, dando al nuevo perro un modelo equilibrado a seguir. Es mucho más fácil incluir un nuevo perro en una manada con buenos hábitos.

¿Es el comportamiento de tu perro o de tu manada de perros correcta, o necesitan un poco de entrenamiento?

2. Tiempo: Tener otro perro requiere más tiempo. Cuando pase algún tiempo, podrás pasear y jugar con los perros juntos para ahorrar tiempo, pero en los inicios planearía un entrenamiento individual con cada miembro de la manada. Al mismo tiempo, no querrás dejar de pasar tiempo con tu perro o perros de siempre, así que aquí hay una cosa clara: necesitas pasar más tiempo con tus perros del que actualmente estás pasando. Incluso pequeñas cosas en las que nunca habías pensado, te llevarán más tiempo: Darles de comer te llevará más tiempo, arreglos y cepillado te llevará más tiempo, las pausas para hacer pis llevan más tiempo… créeme, todos esos minutos suman.

¿Tienes tiempo libre, o crees que no hay suficientes minutos en un día?

3. Energía: Tener otro perro requiere más energía. Lo sé, pensabas que el nuevo perro podría cansar a tu otro perro y que eso requeriría menos energía por tu parte, ¿verdad? Bueno, tal vez, si tienes suerte. Pero no contaría con ello. Estate preparado para gastar energía extra, porque esa será probablemente tu realidad. Como mínimo deberías seguir dándoles los paseos diarios, y pasear con un grupo de perros requiere más energía que pasear a uno solo.

¿Tienes actualmente energía que gastar al final del día, o terminas siempre muy cansado?

4. Dinero:  Si tienes un perro entonces ya sabrás que cuesta dinero mantenerlos. Incluir otro perro sumará más gastos a tu presupuesto, más aun si adoptas uno propenso a sufrir accidentes, con comportamientos destructivos o con alguna enfermedad. Ah! y no te olvides del gasto extra en comida de perro.

¿Cuentas con dinero al final de cada mes o vives al día?

5. Paseos:  ¿Cuántos perros puedes pasear juntos con correas? Creo que es una buena regla general tener solo el número de perros con los que podamos pasear de manera controlada. Eso significa que no tiren de la correa y que no tengan una reactividad excesiva como embestir o ladrar. Por supuesto, podrán tener algunas reacciones (son perros al fin y al cabo) pero debería ser de manera muy puntual y facilmente corregible con comandos verbales o una ligera corrección de correa.

Es recomendable que todos los perros caminen al lado del paseador o detrás. Mientras más perros tengas, más apreciarás mantenerlos en formación cuando vayan con las correas; esto te salvará de un montón de problemas de enredos. Por supuesto siempre podrás pasearlos por separado, pero esto es más que una cuestión de ahorrar tiempo. Se trata de pasar tiempo con tu manada y sobretodo de demostrar que está bajo control.

¿Los paseos con tu perro o perros actualmente son correctos, o por el contrario son una locura?

Espero que esto te haya ayudado a tomar una decisión más correcta acerca de tener otro perro y te ayude también a pensar en la importancia de tener una manada sana o en proceso de ello. Estoy seguro de que hay muchas cosas más específicas en tu familia, entorno y rutinas personales que tendrás que tener en cuenta, pero estas cinco son unas buenas razones por las que empezar. Si estás cómodo con estos cinco puntos anteriores, entonces es hora de elegir el perro correcto que incluir en tu manada, pero eso es un tema para otro día.

¡Diviértete y elige sabiamente!

Chad Culp, Certified Dog Trainer and Canine Behavior Consultant
© Thriving Canine 2014

Artículo original: Should I Get Another Dog?

2 Comentarios

  1. Buenos días!! No OS conocía y he llegado de casualidad a vuestro blog, me parece absolutamente fantástico!! Ya estais en favoritos.
    En octubre falleció nuestro pequeño Max un chihuahua maravilloso con solo dos años y medio (le extraño muchísimo) y decidí no volver a tener perro para no volver a pasar por ello, hasta que vi a Rulo en una protectora, y se me cayó el mundo al ver un perrete que lo había pasado tan mal, ya lleva dos meses con nosotros y aunque sigo añorando a Max, Rulo ya es uno más de la familia. Estamos buscando adiestrador para enseñarle y que venga con nosotros a todos lados.Felices con la adopción!!

    Reply
    • ¡Hola Irene!

      Sentimos mucho la pérdida de Max, los perretes que se van dejan una huella imborrable en nuestras vidas.

      Nos alegra saber que decidiste dar una oportunidad a un perrete de una protectora, seguro que Rulo aprende muy rápido si os ponéis en manos de un educador canino, en España tenemos muy buenos profesionales.

      Estamos encantados de saber que la información que aquí compartimos os parece interesante, seguiremos escribiendo contenido que pueda resultar útil a todos los dueños de perretes 🙂

      ¡Un saludo!

      Reply

Escribir un comentario.