frutas perro

6 frutas que mi perro puede comer

Con la llegada del buen tiempo, a más de uno nos apetece comer fruta fresca. Aunque realmente la naturaleza es sabia, y el hecho de comer fruta no debería de ir asociado a la subida de las temperaturas, sino que cada época del año nos brinda sus frutas y verduras de temporada, tan saludables como sabrosas. Para nosotros los seres humanos, la ingesta de fruta suele ser sinónimo de salud, y la tentación puede ser grande de compartir nuestro tentempié o nuestro postre con nuestro peludo favorito, sobre todo cuando se sienta a nuestra vera, poniendo ojitos. Pero debemos tener cuidado a la hora de dar este alimento a nuestro perro ya que no todas las frutas son buenas para él.

Cosas a tener en cuenta antes de dar fruta a nuestro perro

Los perros son mamíferos carnívoros, a diferencia de los seres humanos que son omnívoros. Eso significa que su alimentación se debe basar en carnes de otras especies, y no tanto en fruta y verdura, como puede ser nuestro caso. Por esta razón, la fruta puede ser un pequeño extra que demos a nuestro perro a modo de golosina, pero nunca en grandes cantidades. También es importante recordar que cada vez que demos fruta a nuestro perro, le estamos dando azúcar (natural si, pero sigue siendo azúcar) y debemos tenerlo en cuenta a la hora de contabilizar su ingesta total de azúcares en un día. Los perros tienen un sistema de regulación de la glucosa diferente al nuestro y pueden caer rápidamente en hiperglucemia.

Sabiendo eso, cierto es que al ser una fuente interesante de vitaminas y nutrientes, la fruta puede aportar una serie de beneficios a la alimentación de nuestro perro. Gracias a su alto contenido en fibra, tendrá un interesante poder saciante para los perros más glotones. Pero no se puede dar cualquier fruta a un perro. Como recordábamos en un artículo anterior, la uva y las pasas son peligrosas para nuestro peludo. Esta fruta puede provocar lesiones renales graves que pueden llevar a la muerte del animal. Si miramos las verduras y hortalizas, debemos tener cuidado con el ajo, la cebolla y el puerro. En grandes cantidades, pueden producir daño en los glóbulos rojos. Estos glóbulos se encargan de transportar el oxígeno en la sangre.

El aguacatees una fruta prohibida para los perros. La intoxicación por aguacate en un perro puede traducirse tanto en problemas digestivos (vómitos, diarrea…) como respiratorios o cardiovasculares. Como para todas las frutas y hortalizas peligrosas para los perros anteriormente citadas, en caso de ingesta accidental recomendamos acudir en cuánto antes al veterinario más cercano.

Aclaradas todas estas recomendaciones, veamos 6 frutas que puedes dar de vez en cuando a tu perro:

  • El melón: encárgate de retirar todas las pepitas antes de dar melón a tu perro. Tienes que dárselo en trocitos, habiendo quitado la piel antes también. Ten cuidado con las cantidades ya que el melón es una fruta bastante dulce. En exceso también podría impedir la buena digestión de tu peludo.
  • La sandía: cargada de agua, la sandía ayuda a hidratar a la vez que sacia el hambre. Eso sí, habrá que tener cuidado en dar a nuestros peludos solamente trozos de sandía sin pepitas.
  • La fresa: cargada en antioxydantes como la vitamina C, se convierte en una golosina fácil de dar a nuestro peludo, cortando simplemente las hojas de la fresa. Como todas las frutas, en cantidades razonables para los peludos, porque además las fresas tienen un efecto diurético.
  • El melocotón: ya sea el melocotón o la nectarina, ambas frutas pueden ser buenas opciones, siempre que se haya retirado el hueso. El pequeño vello de la piel del melocotón puede provocar reacciones alérgicas en ciertas personas, también en perros. Mejor hacer una prueba previa, o directamente optar por la nectarina.
  • La manzana: rica en fibra y con poco azúcar, es una opción ideal, cortada en trozos pequeños, siempre que se hayan retirado las pepitas y el centro.
  • La pera: cortada en dados, puede ser una buena chuche para tu perro. La pera contiene muchos antioxidantes (vitamina C y E) y está cargada de agua. Ten cuidado de bien retirar las pepitas.

Como venimos diciendo en el listado anterior, en el caso de las tres últimas (melocotón, manzana y pera), nos tenemos que asegurar antes, de haber retirado el hueso o las semillas. Esta parte de la fruta contiene cianuro que en determinada cantidad podría ser nocivo para nuestro perro. Además, con los huesos grandes como el del melocotón, existe un riesgo de atragantamiento y de oclusión intestinal.

¿Cuál es el tentempié favorito de tu perro? Nos lo puedes contar en comentarios. Y si te ha gustado este artículo para tener ideas saludables para que tu perro pueda picar, seguramente también te guste este post con una receta de galletas para perros de plátano y cacahuete sin cereales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.