Adoptar perro abandonado

Recomendaciones si vas a adoptar un perro abandonado

¿Sabías que cada año se abandonan en España unos 300.000 perros y gatos? Un verdadero drama que muchas organizaciones de voluntarios y protectoras intentan solucionar acogiendo a estos animales y entre ellos podemos encontrar todo tipo de razas, tamaños y edades. Cada uno de ellos único por su historia y su personalidad. En estos casos, la adopción de perros abandonados es la mejor solución para encontrarles un nuevo hogar.

Las protectoras son el mejor lugar donde encontrar perros abandonados, ya que conocerán sus cualidades y la forma de ser de cada perro, lo que te será de gran utilidad en los primeros días. No todos los perros han tenido las mismas vivencias ni tienen el mismo carácter, por lo que lo más aconsejable es hablar con la organización para intentar conocerlo sin prejuicios.

Adoptar un perro abandonado cachorro 

En las protectoras no solo hay perros adultos, sino que también hay cachorros abandonados para adoptar. Eso sí, antes de elegir uno en concreto, asegúrate de que encaja con tu ritmo de vida. Por ejemplo, si vives en un piso, es mejor apostar por perros no demasiado grandes y que sean de naturaleza tranquila, y si no vas a poder dar largos paseos cada día, evita perros demasiado enérgicos.

Lo primero que hay que hacer cuando se decide adoptar a un perro abandonado es hacer antes una visita al veterinario para que le realice una revisión completa y descarte que no sufre ninguna enfermedad grave y que goza de buen estado de salud. 

Hay que tener en cuenta que, aunque en las protectoras intentan tratarlos con mucho cariño, no siempre disponen de los medios para ponerles todas las vacunas y, al haber tantos animales juntos, es más fácil que se propaguen ciertas enfermedades. Además, es fundamental que se lleve a cabo una desparasitación tanto interna como externa.

Por otro lado, tienes que saber que, normalmente, el microchip está a nombre de la protectora, por lo que para proceder a la adopción formal, tendrás que actualizarlo con tu nombre. Y lo mismo con la cartilla veterinaria.

Una vez que el perro ya esté en casa, puede que los primeros días de convivencia sean complicados. Es normal. Tenéis que conoceros y aprender a vivir el uno con el otro. Es aconsejable que, desde el primer momento, cuente con su zona de comida y descanso y que no lo agobies demasiado para que vaya haciéndose al nuevo entorno. Un perro que ha sido abandonado necesita sentirse cómodo y seguro para poder recuperar la confianza perdida. Además, si en algún momento necesitas un apoyo porque necesitas hacer un viaje, siempre puedes buscar alojamientos para perros en los que se sentirán como en casa.

En cuanto a la educación del cachorro, debes saber que los perros de pocos meses están en un proceso de constante aprendizaje, tanto para hacer sus necesidades fuera como para socializar y jugar. Para evitar comportamientos indeseados, lo mejor es apostar por el refuerzo positivo. Pero además, tendrás que ir acostumbrándolo a la rutina de cuidados, como bañarlo, peinarlo y cortarle el pelo.

Adoptar un perro adulto 

Aunque la mayoría de la gente prefiere adoptar cachorros, lo cierto es que los perros adultos tienen mucho que ofrecer. Hay perros asombrosos que cada día son ignorados en las perreras por su edad. Lo único que debes tener en cuenta es que cambiar su comportamiento puede llevar más tiempo.

Debes saber que los perros son animales muy cariñosos y agradecidos, por lo que sí están tranquilos y sienten que tienen cubiertas sus necesidades, querrán pasar todo el tiempo a tu lado y te brindarán su amor incondicional. Eso sí, ten en cuenta que un perro abandonado puede presentar carencias en cuanto a patrones de comportamiento o no haber socializado adecuadamente, por lo que podemos encontrarnos con algún problema de disciplina. Nada que no pueda solucionarse con paciencia y cariño.

¿Y si el perro es de raza? 

Si estás pensando en adoptar a un perro callejero o dar un hogar a un perro abandonado de raza, es importante que tengas en cuenta algunos consejos.

Por ejemplo, si el perro abandonado es un Yorkshire 

Aunque no lo creas, todos los perros abandonados no son mestizos, sino que también podemos encontrar yorkshires abandonados para adoptar, por ejemplo. Más allá de las particularidades físicas, los yorkshires son perros activos, inteligentes, juguetones, astutos y curiosos a los que les encanta salir fuera y explorar. Además, aunque son pequeños, disfrutan mucho de los largos paseos y son muy sociables, por lo que son perfectos para familias con niños.

Para los perros de caza abandonados

Otra opción es adoptar perros de caza abandonados, como galgos, bracos, pointers o podencos. Son muchos los perros de este tipo que se abandonan cada día, quedando muchas veces en un estado lamentable por haber sido torturados o maltratados. Además, muchas veces no han socializado, por lo que les cuesta más saber lo que es una caricia o aprender a vivir en casa. La parte buena es que se recuperan muy fácilmente de sus experiencias negativas y aprenden rápido, pero nunca con gritos o violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.