Fin a las razas de perros potencialmente peligrosos

Fin a las razas de perros potencialmente peligrosos

Nace la primera ley estatal de protección animal, con la aprobación del anteproyecto de ley de bienestar animal del Ministerio de Derechos Sociales.

El pasado 18 de febrero fue aprobado por el Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de bienestar animal del Ministerio de Derechos Sociales, que modifica algunas medidas de otros proyecto ley, como la ley de 1999. Aunque aún esté pendiente de aprobación y no haya fecha de entrada en vigor, es un paso muy importante para la defensa de los derechos de los animales.

Entre los cambios que pretende aplicar esta nueva ley, se encuentra la eliminación de las razas catalogadas como potencialmente peligrosas y la legislación que recae sobre ellas y sus propietarios y propietarias. Actualmente existen varias razas de perros que son consideradas peligrosas, lo que hace denominar a estos perros, “perros potencialmente peligrosos” o «PPP». Con la nueva ley de bienestar animal, solo los perros que no superen un estudio de sociabilidad individualizado, serán calificados como PPP y necesitarán la licencia, independientemente de su raza o tamaño. De momento se desconoce qué procedimiento se seguirá para esos estudios de sociabilidad.

La existencia de razas de perros considerados potencialmente peligrosos es una medida muy polémica que durante décadas ha afectado a la vida y al bienestar, tanto de los propios perros calificados de esa forma, como de sus propietarios y propietarias. Un ejemplo claro de cómo condiciona la etiqueta PPP a los perros es el hecho de que en las protectoras éstos perros son los últimos en ser adoptados, e incluso, lamentablemente, no se llegan a adoptar. La nueva ley de bienestar animal del Ministerio de Derechos Sociales pretende igualar al mismo nivel a todos los perros, y que no se les condicione por su raza o tamaño.

Foto de Edgar Daniel Hernández Cervantes

Además de esta medida en referencia a las razas de perros potencialmente peligrosos, la nueva ley propone que los personas que quieran adoptar o comprar un perro, deberán “realizar previamente un curso de formación acreditado para la tenencia de perros, cuyo contenido se determinará reglamentariamente”. Esta medida pretende luchar contra algunos de los problemas más graves que sufren los perros: falta de cuidado, abandono, maltrato y sacrificio. Temas que también aborda la nueva ley de bienestar animal de manera individualizada.

Existen otras medidas de la nueva ley que afectan al bienestar de los perros, como la prohibición de la comercialización de animales en tiendas especializadas de mascotas, además de su exhibición al público con fines comerciales. La cría, que sólo podrá llevarse a cabo por criadores autorizados. O que todos los perros podrán ir en transporte público, entre otras propuestas.

En cuanto a los perros dedicados a la caza y pastoreo, y guarda de animales, el anteproyecto de ley los iguala en todas las medidas al resto de perros domésticos salvo en dos puntos. Por un lado, los propietarios y propietarias deberán inscribir a sus perros en el registro de animales de compañía, y tienen que estar vinculados a la licencia de caza o al registro de ganadero del propietario o propietaria. Además, para criar será necesario que estén inscritos en el registro de criadores.

En Gudog celebramos este primer paso para que salga adelante la nueva de ley de bienestar animal. Nuestro objetivo es siempre que los perros que cuidan nuestros cuidadores y cuidadoras estén tan bien como en sus propias casas, a gusto en un entorno cálido y familiar. Por ese motivo mostramos nuestro apoyo a cualquier medida que vaya encaminada a ayudar al bienestar de nuestros queridos amigos e hijos de cuatro patas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.