¿Pueden los perros tener coronavirus? Todo lo que necesitas saber

El nuevo virus COVID-19 está ocupando las portadas de periódicos y llenando horas televisivas en todo el mundo. Ya son más de 100.000 casos, un número que aumenta a medida que avanzan las horas. Algunos países empiezan a tomar medidas de contención y cuarentenas con el fin de parar este contagioso virus.

Pero, ¿qué hay de nuestros perros? ¿Pueden los perros tener coronavirus? ¿Y transmitirlo?

Mientras las medidas para erradicar el coronavirus van tomando posición en nuestro día a día, actualmente no existe ninguna medida de higiene o de prevención para nuestros perros.

Un perro dio positivo en coronavirus

En Hong Kong, un perro cuyo propietario estaba en cuarentena por coronavirus dio positivo y también se encuentra aislado. Pero no debemos de preocuparnos en este sentido, ya que su positivo ha sido denominado de contaminación ambiental y no supone un peligro para su vida o la de las personas que conviven con él.

Digamos que un perro que haya estado en contacto con el virus puede dar un leve positivo en la prueba, pero no enfermar por ello.

¿Pueden los perros tener coronavirus?

Afortunadamente no hay evidencia de que el COVID-19 pueda ser compartido entre humanos y perros, gatos u otros animales de compañía.

Sí podrían, por ejemplo, si conviven con un humano infectado por coronavirus, portar el virus en su pelo o piel el tiempo que pueda sobrevivir en ese ambiente, de igual forma que puede sobrevivir cierto tiempo en tejidos, mobiliario o alimentos.

De lo que no hay evidencia hasta la fecha es de que un perro pueda ser activamente infectado y enfermar por coronavirus.

Perro correteando

¿Pueden los humanos transmitir el coronavirus a los perros?

Hasta donde sabemos, no. No hay casos hasta la fecha de perros, gatos u otros animales domésticos infectados o transmitiendo la enfermedad a las personas.

¿Pueden los perros transmitir a los humanos el coronavirus?

Los perros no son infectados ni propagan el coronavirus a las personas u otros animales, como están haciendo las personas.

Los perros pueden propagar otro tipo de virus a los humanos como la salmonela, rabia o virus estomacales, pero no hay evidencia de que puedan transmitir el coronavirus.

Un perro sí que podría, como comentábamos, convertirse en un transmisor pasivo al tener el virus en su pelo. El virus tiene un plazo de vida de aproximadamente nueve días en un objeto inanimado, con lo que este tiempo podría ser mucho menor en un perro con una actividad física diaria.

¿Cuáles son los síntomas del coronavirus en perros?

Los perros no pueden ser infectados por el COVID-19, al menos hasta ahora. Por otra parte, se trata de un virus nuevo, con lo que todavía hay mucho que comprender al respecto.

¿Qué medidas puedo tomar para evitar el contagio de coronavirus?

Seguir fielmente las medidas sanitarias y de contención que se dicten en cada momento en tu país o ciudad, ya que estas se van modificando y aumentando o reduciendo en función del lugar y de la evolución del virus.

Coronavirus canino

Existen más de 40 tipos de coronavirus, de los cuales tres sí que pueden infectar a perros. Son los llamados coronavirus caninos: CCoV I, CCoVII y CRCoV.

Retrato de un perro

¿Cómo sé si mi perro tiene coronavirus canino o CCoV?

Si tu perro tiene más de seis semanas, es muy poco probable que pueda infectarse de coronavirus canino (CCoV).

Los cachorros expuestos al virus desarrollan síntomas de tres a cinco días después de su contagio.

Estos son algunos síntomas del coronavirus canino en cachorros:

– Pérdida de apetito
– Vómitos
– Diarrea
– Diarrea amarilla y anaranjada, que puede contener sangre
– Fiebre

Los perros con mayor probabilidad de contraer coronavirus canino (CCoV) son, principalmente, perros menores de seis semanas que además:

– Vienen de perreras, centros de rescate animal, criaderos o tiendas de mascotas
– Perros alojados en residencias caninas
– Cachorros expuestos a otros perros en parques o residencias caninas

Conclusiones

Mientras no se nos indique lo contrario, podremos seguir actuando con normalidad con nuestros perros, si acaso, aumentando las medidas de higiene para ellos, con cepillados y baños algo más frecuentes, pero sin obsesionarnos.

Por supuesto, NO pongas una mascarilla a tu perro. No la necesita (ni siquiera tú la necesitas) y puedes ocasionarle problemas para respirar o ahogamientos.

Y, llegados a este punto, si tenemos que pasar una cuarentena en casa acurrucados con nuestro perro viendo Netflix… ¡bienvenida sea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.