Bulldog Francés: un conquistador nato

¿De dónde proviene el Bulldog Francés?

El bulldog francés fue creado en Inglaterra como Bulldog miniatura, y se hizo muy popular entre los artesanos de encaje de la ciudad de Nottingham. Cuando estos trabajadores comenzaron a emigrar a Francia en busca de mejores oportunidades laborales, no dudaron en llevarse a sus pequeños bulldogs con ellos. Pronto fueron descubiertos por los americanos, quienes se enamoraron de esta raza a la que bautizaron como “frenchie”.

 Su forma de ser

El Bulldog francés es un perro muy amistoso con otros perros, juguetón, activo, y muy protector con su familia.

No ladrará si no es necesario, pero defendería a los suyos con su propia vida si hiciese falta.

Es muy fácil de educar pero también es un perro muy terco y testarudo. Sé firme y ten mucha paciencia con él a la hora de educarle.

¿Has probado a asistir a clases de educación canina con él? ¡Seguro que lo pasáis en grande!

El bulldog francés es un perro ideal para una familia con niños. Se lo pasarán en grande juntos y harán unos lazos muy importantes.

La salud del frenchie

La esperanza de vida del bulldog francés es de 11 a 14 años si es cuidado correctamente.

Tiende a sufrir golpes de calor en los meses más calurosos del año si no está lo suficientemente hidratado. Mantén a tu frenchie a la sombra, y no olvides llevar un cuenco con agua y asegurarte de que bebe pequeñas cantidades de vez en cuando. Nunca dejes que beba una gran cantidad de agua seguida cuando tiene mucho calor.

Si hace calor, aprovecha las horas más frescas para dar un paseo con él. Con un par de paseos de 15/20 minutos cada uno será suficiente para que se mantenga en forma.

No olvides que los frenchies adoran relacionarse con otros perros, con lo que en los meses menos calurosos podéis pasar un buen rato en el parque mientras él juega con sus amigos.

Higiene

Hace tiempo hablamos en nuestro blog sobre cómo cuidar de tu bulldog francés para que sea el más guapo del barrio.

Puedes ver algunos consejos sobre la limpieza de sus pliegues, ojos, orejas, dientes y más cosas aquí.

La hora de comer

Si tienes un bulldog francés estarás de acuerdo en que son unos pequeños glotones y hay que tener mucho cuidado con lo que dejamos a su alcance. Asegúrate de que come cada día la cantidad recomendada por el fabricante de su comida habitual según su peso, e incluso un poco menos si sueles darle muchas golosinas extra. También es recomendable dividirle la cantidad en dos raciones diarias.

¡Mejor acompañados!

Los frenchies son perros muy sociables que no llevan nada bien estar solos. Es probable que se estresen si pasan demasiadas horas sin compañía.

Recuerda que nuestros cuidadores ofrecen también Guardería de día para tu perro si quieres que esté acompañado mientras tú pasas el día fuera de casa.

Escribir un comentario.