Cansar a un perro: ¿Cuál es la mejor manera?

Que levante la mano quien no se haya hecho esta pregunta alguna vez en su vida, especialmente si convive con un cachorro, un perro jóven o un perro de raza de trabajo. Para la mayoría de los mortales que tenemos perros, la vida a veces no es fácil con un horario de trabajo común y un perro, o dos…o tres, inquietos en casa, especialmente si aparecen problemas de conductas asociados, como la ansiedad, el ladrido excesivo, la destrucción de objetos, reactividad, etc.

Hay muchos factores que pueden influir en el estado emocional de un perro, desde factores comunes como la edad, la raza y la salud, hasta otros como el temperamento o incluso su alimentación. Lo que si está claro es que un perro emocionalmente equilibrado es un perro calmado, por ello, todo nuestro esfuerzo debe ir enfocado en conseguir al final del día un perro en calma y para esto es fundamental entender cuáles son las necesidades de ejercicio físico y mental que necesita nuestro perro.

Es indudable que los perros, al igual que nosotros, necesitan realizar ejercicio físico diario para encontrarse bien, pero al igual que en los humanos es importante entender que cansar a un perro implica mucho más que bajarle a la calle a tirarle la pelota, sacarle a correr en la bici o meterle en un área canina o parque para perros. Los perros han sido criados durante muchos años, no solo para aguantar grandes dosis de ejercicio físico sino que en la mayoría de trabajos en los que nos han ayudado, el trabajo mental ha sido clave. Cazar, pastorear, proteger lugares. Todas estas actividades exigen capacidad de aprendizaje así como un gran trabajo mental y olfativo.

¿Entonces? ¿Qué es exactamente lo que hay que hacer para cansar a un perro? ¿Qué cantidad de ejercicio físico y mental debo proporcionarle para garantizar un correcto estado emocional a mi perro?

Cansar a un perro ofreciéndole un buen paseo

cansar-a-un-perro

¿A qué en más de una ocasión te han preguntado cuánto tiempo paseas a tu perro? Pero seguramente casi nadie pregunta cómo lo paseas.

Una buena relación entre la cantidad/duración de los paseos así como una buena calidad de los mismos es vital para cansar de manera equilibrada a un perro.

El buen paseo empieza por salir de casa cómodos, sin arneses o collares que causen dolor o presión. La correa con la que llevemos a nuestro perro debe ser larga, que le permita olfatear y relacionarse sin tensiones. Tenemos que intentar adecuar el trazado del paseo al interés de nuestro perro: dejar que él decida por dónde quiere ir y olfatear (si tu perro tira de la correa puedes enseñarle a dejar de hacerlo leyendo nuestro anterior artículo).

Debemos además programar y ajustar el paseo a sus necesidades: si paseamos a un perro que no lleva bien el encuentro con otros perros, bicis, niños u otro tipo de estímulo, debemos intentar evitarlos ya que cuanto más calmado sea el estado de nuestro perro durante el paseo más calmado subirá luego a casa. Si tenemos un lugar seguro en donde podamos soltarle y que interactue con el entorno u otros perros sin correa es importante que le dejemos suelto un rato, así podrá correr y gastar energía física también. Otro de los aspectos más importantes durante el paseo de nuestro perro es nuestra atención. Debemos evitar estar pendientes del móvil u otras personas para observar a nuestro perro e interactuar con él cuando sea necesario.

Sin duda el paseo puede convertirse en la mejor oportunidad para desarrollar con nuestro perro todas las facetas que necesita para ver suplidas sus necesidades: ejercicio físico, ejercicio olfativo, ejercicio mental y la relación social con el entorno para en definitiva, cansar a un perro. Si nos obsesionamos durante el paseo en agotar físicamente a nuestro perro centrándonos en lanzarle la pelota o palo para que corra detrás, estaremos quitando tiempo a otras actividades tan o incluso más importantes que el ejercicio físico.

Cansar a un perro con juegos de olfato

cansar-a-un-perro

Todos sabemos que los perros tienen un increíble sentido del olfato, mil veces superior al nuestro. De hecho, un perro depende de su sentido del olfato para interpretar su mundo, casi de la misma manera que las personas dependen de su vista. No debe extrañarnos entonces que una de las mejores maneras de cansar a un perro sea a través de su nariz: los perros gastan altas dosis de energía mental y física utilizando el olfato.

Existen diversos juegos de olfato que podemos poner en práctica con nuestro perros, muchos de ellos además con diferentes dificultades y beneficios, pero si lo que queremos es empezar a desarrollar esta capacidad en nuestro perro, nos valdrá con soltar un buen puñado de chuches en el jardín, interior de casa o durante el paso para que nuestro perro las encuentre utilizando la nariz.

Otros beneficios que tienen los juegos de olfato en nuestro perro:

– En perros tímidos y miedosos los juegos de olfato ayudan a construir confianza.

– Los perros hiperactivos centran su energía en el rastro y consiguen concentrarse convirtiéndose en una actividad divertida.

Cansar a un perro enseñándole trucos o comandos

cansar-a-un-perro

Aunque no lo creas, cualquier raza de perro es capaz de aprender, solo necesitamos tener un poco de paciencia y dedicar unos minutos al día a enseñarles nuevas conductas de manera amable, mediante refuerzos positivos. Así, la actividad mental que implica para nuestros perro el aprender comandos o conductas nuevas, puede resultar muy eficaz a la hora de cansar a un perro.

Pero este tipo de actividad tiene algunos otros grandes beneficios como son la creación de un vínculo y canal de comunicación con tu perro, la mejora de los modales y el buen estar de tu perro en sociedad y desarrollo de su capacidad de aprendizaje. ¿Quién no quiere que su perro haga caso a su llamada en cualquier situación? Muchos trucos o comandos, además de cansar a un perro, pueden también mejorar  su concentración, autocontrol, y está comprobado que ayudan a desarrollar la confianza en si mismos, así como en su dueño o guía.

Cansar a un perro mediante juegos interactivos para perros

cansar-a-un-perro

Los juegos interactivos para perros son una gran solución para aquellos momentos en que llega el mal tiempo, cuando nuestro perro padece algún problemas físico que le impide dar largos paseos o incluso cuando nosotros por falta de tiempo o motivos personales no podemos proporcionárselos. Cansar a un perro que no ha podido tener el ejercicio físico y mental que necesita es mucho más fácil si disponemos en casa de juegos interactivos.

Estas son a nuestro juicio, las mejores herramientas que tenemos para cansar a un perro, pero como siempre, nos gusta conocer tu opinión. ¿Y tú? ¿Cómo consigues cansar a tus perros?

1 Comentarios

Escribir un comentario.